jueves, mayo 26, 2022
spot_imgspot_img
InicioartículosLas arquitectas pioneras: la presencia de la ausencia (III) | Cristina García-Rosales

Las arquitectas pioneras: la presencia de la ausencia (III) | Cristina García-Rosales

Las arquitectas pioneras: la presencia de la ausencia (II) | Cristina García-Rosales

Empezaré por Escocia. Todos conocemos a Charles Reine Mackintosh.

Pues bien, Margaret y Frances Macdonald, dos hermanas diseñadoras (aún no tenían el título de arquitectas) trabajaron junto con Mackintosh y su amigo Herbert MacNair a principios del siglo XX -desde 1900 a 1928-, formando el grupo llamado de los Cuatro.

Margaret Macdonald.

Este grupo trabajó y estableció los primeros impulsos para el renacimiento del diseño y de la arquitectura. Los cuatro realizaron composiciones gráficas, proyectos de interiorismo y de arquitectura con un estilo que  puede ser definido como Modernista o Art Nouveau, utilizando formas sensuales, materiales nobles e inspirándose en la naturaleza.

Lo que muy pocos saben  es que fue Margaret quien, entre otros muchos diseños, dibujó las rosas que incorporaron posteriormente en muebles, vidrieras o verjas. Y cuando Mackintosh empezó a ganarse una merecida reputación, le llegaron críticas atribuyéndole “desproporciones” por la nociva influencia del gusto de su mujer. Frente a los críticos, Mackintosh se limitó a decir que ella era la que tenía el “genio”, y él únicamente “talento”. Margaret tal como hicieron tantas otras mujeres posteriormente, trabajó siempre a su lado y permaneció oculta según las costumbres del momento.

Su delicada sensibilidad se hace presente en el diseño de las estancias de sus edificios, atribuidos -hasta hace bien poco-, exclusivamente a su compañero. En sus proyectos más conocidos como son la Hill House – la Casa de la Colina-, la Escuela de Arte o la Casa de Te, (todas ellas en Glasgow) diseñaron juntos hasta el último detalle del mobiliario (lámparas, mesas o camas) y en el salón de te, incluso las disposición de los manteles, los menús y los uniformes de los camareros.

La casa de la Colina.

Mackintosh y Margaret Macdonald trataban los espacios, como si fueran en si mismas proyectos completos. Así las sillas se acomodaban a la proporción de las ventanas, relacionándose con las chimeneas o con los armarios.  Margaret además se encargaba del estampado de las tapicerías, que armonizaban con los tiradores, del diseño de las vidrieras o de las lámparas. Una concepción integral capaz de proporcionar a sus moradores equilibrio vital, una sensación de armonía, de serenidad y de paz interior.

Cristina García-Rosales. Arquitecta
Madrid. Febrero 2014

Las arquitectas pioneras: la presencia de la ausencia (IV) | Cristina García-Rosales

Cristina García-Rosales
Cristina García-Rosaleshttps://arquiplaneo.wixsite.com/arquiplaneo
Soy arquitecta (1980). Mis proyectos son muy diversos. En 1995 fundo el grupo La Mujer Construye, en el que ocupo la Presidencia. Con LMC he realizado diversas actividades, entre ellas la coordinación de Encuentros en Alcalá y Madrid y la edición de libros y catálogos de las exposiciones. He participado en más de 250 conferencias, debates, seminarios y congresos, tanto nacionales como internacionales y he comisariado y diseñado la exposición "Construir desde el Interior”, 75 obras realizadas por mujeres. Estoy escribiendo mi tesis doctoral "Aino Marsio Aalto, arquitecta finlandesa".
ARTÍCULOS RELACIONADOS
ARTÍCULOS DEL AUTOR
0 0 votos
Article Rating
Suscribirse
Notificarme
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Espónsor

jung

arquitasa

logo_verea

Síguenos

21,680FansMe gusta
2,988SeguidoresSeguir
1,161SeguidoresSeguir
21,408SeguidoresSeguir

Promoción

jung

banner_asemas

ondulite

verea

COLUMNISTAS/AUTORES (lista parcial)

77 Publicaciones0 COMENTARIOS
48 Publicaciones0 COMENTARIOS
0
Nos encantaría conocer tu opinión, por favor comenta.x
()
x