Sinergia Sostenible · sostenibilidad | Asociación

5 (100%) 1 vote

En la entrevista de hoy charlaremos con Sinergia Sostenible, un proyecto con estatus de asociación sin ánimo de lucro. Iniciado en año 2008 y formado en la actualidad por Amaya González, Lorenzo Barnó, Agnieszka Stepien, Uxua Domblás, Ana Enguita y Leire Garaikoetxea, desarrollan su actividad tanto en Navarra, como en el resto del estado.

Sus fundadores definen esta iniciativa como un lugar de encuentro donde se fusionan las ganas de saber y de dar a conocer qué es la sostenibilidad, para buscar el mejor camino de llegar a ella.

“Creemos que una de las labores más importantes que hoy en día tenemos los arquitectos es la de emplear nuestras energías en diseñar los mecanismos que permitan lograr un hábitat en equilibrio con el planeta que lo sustenta.”

Sinergia Sostenible no es sólo un contenedor donde clasificar sus propias investigaciones, sino también una multiplicación de fuerzas donde la interacción con los lectores de su blog es muy importante.

Paralelamente a la confección de ese espacio virtual, y como parte de un proyecto más amplio de difusión de la información e interactuación con los demás habitantes de este planeta, realizan simposios, talleres infantiles, cursos, congresos (EQUIciuDAD)  y otras actividades complementarias.

¿Qué es la sostenibilidad? ¿Por qué una asociación?

Ahora mismo hay mucha información sobre lo que es la sostenibilidad; pero, allá por el 2004 cuando comenzamos nuestras andaduras profesionales, el tema no estaba tan claro. Así, en el 2008, después de formarnos sobre el tema lanzamos la asociación con la nítida idea de que la sostenibilidad no era la ecología, ni la bioclimática, ni mucho menos sólo la bioconstrucción, como muchos querían hacernos pensar. De esta forma, apostamos por el concepto de que la sostenibilidad se sustentante en tres patas: la E-conomia, la E-quidad y la E-cologia. Es más, la segunda pata la Equidad, lo social, es la que más nos interesa y sobre ella hemos trabajado mucho.

A su vez, en este tiempo, la propia palabra sostenibilidad se ha comercializado en tal manera, que todo es sostenible desde el marco de la publicidad. Así, aunque puede resultar tentador obviar la palabra, nosotr@s pensamos que es más necesaria que nunca.

Sinergia Sostenible al completo

¿Cuál ha sido vuestra formación y trayectoria profesional en este campo?

La mayoría nos hemos formado con cursos y master sobre sostenibilidad. A su vez, por suerte hay infinidad de libros sobre el tema y cada vez más blogs y webs que tratan la sostenibilidad con la seriedad que se merece. Además, nos interesa especialmente la escala urbana y, por ello, somos fieles lectores de publicaciones como La ciudad viva, un inmenso océano de reflexiones en materia de ciudad sostenible totalmente actualizada.

A la par, hemos asistido a varios congresos, primero como oyentes y últimamente como ponentes. También hemos dado clase tres años seguidos en el Máster Universitario en Eficiencia Energética y Arquitectura Bioclimática, en Madrid,  y en el Máster de Ciudad y Arquitectura Sostenibles (mcas), en la Universidad de Sevilla.

De todas formas, como en casi todos lo campos, es necesaria una formación continua y no creerte que has llegado a ningún sitio jamás, cada día es un nuevo aprendizaje.

Por otro lado, creemos que es importante experimentar lo aprendido en casos prácticos y, por suerte, hemos podido hacer más de un proyecto de arquitectura, donde conceptos importantes de sostenibilidad han estado bien presentes.

¿Qué os llevó a abriros camino en él? ¿Quiénes son a vuestro criterio los clientes potenciales de este servicio?

El problema de los proyectos con características sostenibles es que son algo más caros. Bueno, no es que sean más caros, solo es que al principio cuestan un poco más, pero al cabo de pocos años se amortiza la inversión.

Por lo demás, todo son ventajas; aunque también es cierto que, muchas veces, por apostar que todo sea muy bio-eco-sostenible, no se emplea la suficiente energía en lo que es la propia arquitectura. En este sentido, hay estudios de arquitectura muy buenos, como pueden ser Satt, que saben combinar perfectamente la arquitectura y la sostenibilidad.

¿Os encontrasteis con muchas dificultades en su puesta en marcha?

Sinergia Sostenible, surgió de manera muy natural y hoy después de 6 años sigue igual. Ningun@ de nosotr@s le dedica toda su jornada laboral; por lo cual, no hay una tensión económica que haga forzar las cosas. Los garbanzos han de venir por otro lado, y aquí, aunque evidentemente miramos el tema económico, nunca ha sido lo principal a la hora de lanzarnos a la piscina.

Hacemos lo que realmente nos apetece y que aporte al actual panorama de la arquitectura y la sostenibilidad.

Taller infantil desarrollado por Sinergia Sostenible, en colaboración con ASA.

¿Consideráis que estudiar Arquitectura ha sido un pasaporte fundamental para haber llegado a tu trabajo actual?

En este caso, fundamental. Todas las personas que han pasado por la asociación hemos sido arquitectos y creemos que, por ello, hemos podido dar una visión de la sostenibilidad muy coherente. De todas formas, en un futuro inmediato quizás pueda entrar en el equipo gente de comunicación o de educación, pero nuestra formación como arquitectos, la capacidad de unir situaciones aparentemente dispares, es clave en nuestro funcionamiento.

Andrés Perea en el Congreso EQUIciuDAD

¿Estáis contentos con los objetivos alcanzados? ¿Le veis futuro?

La verdad es que no nos gusta mucho marcar objetivos; hemos ido confiando en lo que el futuro nos iba trayendo y, poco a poco, avanzando por diferentes senderos.

Todos los talleres que hemos hecho con los más pequeños han sido geniales. Hemos disfrutado, tanto ellos como nosotr@s, de lo lindo y eso es lo más que se puede pedir.

A su vez, en año 2011, nos vimos organizando un congreso realmente importante como Equiciudad y, al final, hicimos dos ediciones con ponentes de la talla de Andrés Perea, José Fariña o Zaida Muxi.

Ahora mismo, siguen apareciendo más oportunidades de hacer cosas interesantes y, en realidad, nuestro problema es que con la dedicación que, cada uno de nosotros,  tenemos para la Asociación, no damos abasto. En breve, tendremos que pensar en ampliar la Asociación para ser más activos todavía.

Segunda edición del Congreso EQUIciuDAD

¿Animarías a otros arquitectos a seguir vuestros pasos? ¿Qué otros consejos les daríais?

Animar sí; apostar por la sostenibilidad siempre es necesario. Organizar eventos, con lo mal que está todo, tiene un mérito doble y hacer talleres con niños es algo que te exige mucho pero también te da un montón.

Sin duda, lo que hemos hecho en estos años es muy bonito y hemos aprendido y disfrutado; así que, solo podemos animar a la gente a que se adentre por estos derroteros. De todas formas, cada vez hay más gente trabajando de manera muy seria por la sostenibilidad, como el caso de la Asociación de arquitectura y sostenibilidad, ASA.

Por otro lado, cuando empezamos con los talleres para los más pequeños, estábamos prácticamente solos y, a día de hoy, por suerte, hay mucha gente que lo hace de maravilla, como arkitente, Maushaus, Chiquitectos

¿Crees que los arquitectos en España deberíamos seguir abriendo nuevas vías de trabajo para salir de la casilla más “tradicional” de proyectar dada la actual situación de la construcción en nuestro país?

Seguir pensando que construir proyectos es una opción válida para la mayoría de los arquitectos, a día de hoy, es engañarse. Algunos habrá que hacer y mejor hacerlos bien, evidentemente, pero son muy pocos los que están en juego para los más de 50.000 arquitectos españoles.

Lo es igualmente participar en concursos contra 100 o 200 compañeros; aunque solo sea por probabilidades está claro que la mayoría solo tiraran horas a la basura. Son sistemas de locos que se aprovechan, por un lado, de la buena pasta de los arquitectos y, por otro, de nuestras nulas dotes a la hora de buscar otros caminos. El futuro, para los arquitectos, no está en el corazón de la arquitectura, sino en su periferia.

A su vez, ninguna profesión sale bien parada bajando el precio hasta el infinito o trabajando gratis para hacer cv. Solo nuestra ingenuidad e ilusión por la arquitectura lleva a jóvenes arquitectos a ser explotados por otros arquitectos con más nombre o experiencia.

Necesitamos un cambio radical de mentalidad y entender que conceptos básicos de estrategia empresarial no nos pueden seguir siendo ajenos. Hacer lo que, realmente, sabemos hacer bien, encontrar un nicho de mercado, dentro de un segmento de clientes concreto, y que lo que hagamos sea demandado por la sociedad, debieran ser los pilares básicos de nuestra actividad.

¿Qué opináis de los que se han ido a trabajar al extranjero?

Pues tal y como está el patio, es una opción más que lógica. Los que se van, además, en muchos casos son gente brillantísima y en los que se ha invertido mucho dinero por parte del estado. Nuestros políticos debieran estar pasando toda la vergüenza del mundo.

¿Cómo veis el futuro de la profesión?

Aunque esté feo decirlo por arquitectos, lo más preocupante no es la profesión, sino la arquitectura. El mundo necesita más de la arquitectura que de los arquitectos; de hecho, sin arquitectura este mundo sería bastante menos feliz. Es algo que nos toca a todos y todo el tiempo; pocas cosas hay más importantes.

El problema es que, aunque también se han hecho muchas barbaridades por nuestro colectivo, quienes mejor garantizan que la arquitectura exista, a día de hoy, son los arquitectos.  Eso sí, los arquitectos necesitamos espabilar rápido, pues estamos dormidos en los laureles; somos una profesión sin tradición competitiva en el mercado laboral y eso se nota demasiado.

A su vez, nuestros dirigentes no hacen mucho por nosotros, las escuelas de arquitectura están, en general, obsoletas y el cambio, sí o sí, ha de venir desde abajo y desde la sinergia entre los arquitectos de a pie.

Aún con todo, somos optimistas casi por naturaleza ¡¡y no vamos a dejar de serlo ahora!!

Sinergia Sostenible · sostenibilidad | Asociación
Mayo 2014

Entrevista realizada por Ana Barreiro Blanco y Alberto Alonso Oro. Agradecer a Amaya González, Lorenzo Barnó, Agnieszka Stepien, Uxua Domblás, Ana Enguita y Leire Garaikoetxea su tiempo y predisposición con este espacio.

Alberto Alonso Oro

Arquitecto y editor en veredes, arquitectura y divulgación. Invernalia es un buen lugar. A veces escribo en Fundacion Arquia.

follow me

Archivado en: Alberto Alonso Oro, Ana Barreiro Blanco, baliza

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,