lunes, mayo 23, 2022
spot_imgspot_img
InicioartículosObjet trouvé : Eero Saarinen y las proporciones áureas de su...

Objet trouvé [02] : Eero Saarinen y las proporciones áureas de su intuición | Rodrigo Almonacid

Estudios de proporciones realizados por Eero Saarinen para el arco del Jefferson National Expansion Memorial en Saint Louis, c.1959

Eero Saarinen nació en Finlandia, en 1910, pero a los 13 años su familia se trasladó a vivir a Chicago, precisamente gracias a la dotación económica que su padre Eliel (también arquitecto) había obtenido al ganar el segundo premio en el célebre concurso internacional del Chicago Tribune. El resto de su vida seguiría pasando los veranos con su familia en su país natal, y, como tantos arquitectos nórdicos de la época, visitaría los países del Mediterráneo aprendiendo las lecciones de arquitectura in situ, no por los libros.

Nadie discutiría la irreverente modernidad de su breve carrera profesional, dramáticamente cercenada por un tumor cerebral en 1961. Y, sin embargo, en esos años más fervientes de su oficina, no ocultó su interés por la Historia de la Arquitectura en general y de la medieval en particular:

“Durante la oscura Edad Media surgió una nueva arquitectura liberada de las proporciones canónicas. El Románico y el Gótico, la más bella arquitectura producida por el hombre occidental, fue el resultado”.1

En 1947 inició su singladura en solitario, desligándose así del estudio de su padre a cuya sombra había aprendido la profesión. En ese año se presentó de forma independiente al concurso para el diseño del Jefferson National Expansion Memorial de San Luis. Diseñó una solución muy depurada al concentrar todo el interés de su proyecto en un gran arco a modo de icono urbano de escala monumental, auténtica “puerta” al territorio occidental estadounidense. El Mississippi es frontera natural entre los estados de Illinois y Missouri, y cruzar su cauce hacia San Luis es un acontecimiento que celebran sus numerosos puentes desde el siglo XIX, así que recurrir a la forma del arco favorecía la empatía con las formas de su paisaje urbano más característico, además de recuperar la semiótica del “arco de triunfo” romano para el panorama contemporáneo.

En la primera fase del concurso, el trazado del arco de San Luis fue dirigido por la precisión matemática, en forma de parábola exacta. Pero en la segunda fase, Saarinen alteró el diseño para ajustarlo a la “precisión del ojo” (según sus propias palabras), adoptando la forma de una catenaria invertida, es decir, una curva de origen más “natural” pues es función del peso propio del cable tendido entre dos extremos sujetos; y además estructuralmente es la más simple, al trabajar exclusivamente a compresión.

En dos de sus estudios geométricos del proyecto realizados en 1959 parece perseguir la curva perfecta a través de los cánones clásicos del hombre de Vitruvio dibujado por Leonardo da Vinci o del “modulor” contemporáneo de Le Corbusier. Trazó numerosas líneas inscritas en un cuadrado (pues no en vano su Gateway Arch era tan alto como ancho), y lo hizo para intentar justificar la procedencia de la forma divina al apoyarse en las reglas de la sección áurea que gobierna las proporciones de sendos modelos. Circunferencias, diagonales, paralelas y perpendiculares son los restos de una batalla ganada finalmente por la intuición, pues ésta es

la única guía certera que tenemos para encontrar las proporciones en la actualidad. No dejemos que existan directrices artificiosas sobre nuestra intuición. Nuestra intuición es un instrumento muy refinado, comparable a uno de esos súper cerebros mecánicos de la IBM repletos de información correcta. (…) Si les hiciéramos caso a los defensores de las reglas de las proporciones supongo que rechazaríamos cualquier respuesta que no fuera con números redondos”.2

Saarinen destacó desde niño como dibujante. Su ojo fue educado para mirar. Y su arquitectura, esa que hoy admiramos, refleja en sus formas la alegría de soñar, de explorar nuevas posibilidades plásticas para la arquitectura. En cada nuevo proyecto se asomó al precipicio que otros nunca advirtieron o que simplemente no quisieron ver. Y así hoy tenemos ese Gateway Arch en San Luis, verdadero icono de la modernidad y descomunal objet trouvé solo al alcance de los osados, de los que vencen al temor a equivocarse. Lástima que él nunca pudiera encontrárselo (la obra concluyó en 1965), aunque sí pudo jugar con sus mock-ups como lo hacía de niño al colarse bajo los tableros de dibujo del estudio de su padre. Seguramente allí encontró su ojo esa intuición de proporciones doradas.

Saarinen rodeado por sus dibujos de arcos históricos, la catenaria suspendida y los modelos de arcos para el proyecto de San Luis

Rodrigo Almonacid [r-arquitectura] · doctor arquitecto
valladolid. febrero 2014

Notas:
1 Extracto de una conferencia inédita de Saarinen pronunciada en 1953 y recogida en: PELKONEN, Eeva-Liisa y ALBRECHT, Donald (ed.): Eero Saarinen. Shaping the future.  Yale University Press. 2011. Véase el apéndice “Selected wrintings”, escritos del arquitecto finlandés, p. 342. (Traducción del inglés por el autor).
2 A estas palabras seguían una crítica directa al academicismo mal entendido y al que Le Corbusier estaba contribuyendo con sus embaucadores juegos de proporciones. Íbidem, p. 343. (Traducción del inglés por el autor).

Rodrigo Almonacid Canseco
Rodrigo Almonacid Cansecohttps://rarquitectura.wordpress.com/
(Teruel, 1974). Licenciado en Arquitectura (1999) con premio extraordinario y Doctor “cum laude” en Arquitectura por la Universidad de Valladolid (2013), compagina su actividad académica como profesor doctor de la E.T.S. de Arquitectura de Valladolid con la profesional al frente de su propio estudio [r-arquitectura]. Es autor de dos libros: Mies van der Rohe: el espacio de la ausencia (2006); y El paisaje codificado en la arquitectura de Arne Jacobsen (2016). Colaborador habitual en blogs de actualidad y crítica arquitectónica.
ARTÍCULOS RELACIONADOS
ARTÍCULOS DEL AUTOR

4 COMENTARIOS

0 0 votos
Article Rating
Suscribirse
Notificarme
guest
4 Comments
Los más recientes
Los más viejos Los más votados
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Alberto Alonso Oro
Alberto Alonso Oro
7 years ago

Conversación/Respuesta en el muro de facebook de
Rodrigo Almonacid Canseco

LA CLAVE…
Anoche, tuiteando con Hans Brinker y Jose M Echarte Ramos sobre uno de mis post en veredesacerca del célebre GATEWAY ARCH de Eero Saarinen en San Louis, dí con un vídeo sobre su construcción. Es alucinante, de verdad, tenéis que
verlo.
Lo más impresionante es ver cómo cierran la clave del arco, ya que al llegar arriba sendas pilas no se encuentran alineadas geométricamente por su diferente dilatación causado por la radiación solar. Y como deben cerrar la construcción del arco en seguida, se ven obligados a bombear agua a toda máquina para enfriar la pila más expuesta hasta lograr «llevarla a su sitio», si se puede decir así.

Disfrutad del vídeo… es emocionante ver estos episodios «heroicos» de la Arquitectura.

https://www.youtube.com/watch?v=A25pysArRwk&feature=youtu.be

Alberto Alonso Oro
Alberto Alonso Oro
8 years ago

El Modulor Vitruviano | eltablerodepiedra

El origen del término “Modulor” proviene de un sistema de medidas
detallado por Le Corbusier y publicado en 1948 en el libro llamado “Le
Modulor” , seguido por “Le Modulor 2″ en 1953, y en los que da a conocer
su trabajo. Le Corbusier se une a una larga tradición de arquitectos
como Vitruvio, Da Vinci y Leon Battista Alberti que también presentaron
estudios de una relación matemática entre las medidas del hombre y la
arquitectura. Una búsqueda antropométrica de un sistema de medidas, en
que cada magnitud se relaciona con la anterior, con la finalidad de ser
utilizada como medida base en todos y cada uno de los elementos de la
obra arquitectónica. En el Modulor detallado por Le Corbusier el
sistema parte desde la medida del hombre con la mano levantada (226 cm)
y de su mitad, la altura del ombligo (113 cm). Desde esta primera
dimensión y sumando y restando sucesivamente de igual manera la sección
áurea se obtiene la llamada serie azul, y de la segunda del mismo modo
la roja. Siendo cada una una sucesión de Fibonacci y permitiendo miles
de combinaciones armónicas. Se alcanza así la dimensión de un mueble,
un edificio o una ciudad.
[…]
http://goo.gl/LVRKXP

Alberto Alonso Oro
Alberto Alonso Oro
8 years ago

Jefferson arch gateway [Eero Saarinen] | vaumm
El Arco Gateway, o la Puerta hacia el Oeste, es el elemento más
representativo del Monumento a la Expansión Nacional de Jefferson en St.
Louis, Missouri. Se construyó como un ´ conmemorativo de la expansión
hacia el oeste de los Estados Unidos iniciada por el presidente
Jefferson. Se emplaza en la orilla oeste del Río Mississippi, donde se
fundó la ciudad de St. Louis. El arco fue diseñado por el arquitecto
americano de origen finlandés Eero Saarinen y el ingeniero de
estructuras alemán Hannskarl Bandel en 1947. Su construcción comenzó en
febrero de 1963 y finalizo en octubre de 1965. Tanto la altura como la
anchura del arco son 192 metros y esta construido en acero inoxidable.

[…]

http://goo.gl/uuypVj

Alberto Alonso Oro
Alberto Alonso Oro
8 years ago

Cazadores de arquitectura | Santiago de Molina

Hubo un tiempo, y lo digo con
nostalgia, donde la arquitectura del pasado fue conquistada por los nuevos
tiempos. Ante cada nueva captura, en lugar de posar como un turista, el
descubridor lo hacía con el orgullo de quien ha abatido una peligrosa bestia en
una cacería.

Aunque aquí, ante un viejo y
manso puente, máquina de comunicaciones y costuras, poco peligro parece haber
sufrido el cazador como para posar con tanto orgullo.

El arco solitario en una llanura
es un antiguo mecanismo de función pura, pensado para dar continuidad a un
camino borrado. Una línea que salta, levemente, por encima de una orografía
leve y que en el momento de la conquista ha perdido su vieja utilidad. El puente
viejo, excesivamente escarpado ya para permitir el paso de mercancías, carros o
cabalgaduras, no une dos vados de un río, sino que es el signo vacío de lo que
significa unir.

Como el resto de una costura
olvidada, unión que ha perdido su carácter permanente, se asemeja a esas otras
previas que el costurero llama hilvanes y que es el signo de una línea del
porvenir o del pasado. Quizás toda estrategia que tenga la aspiración de unir
dos partes comience y termine con algo muy semejante a un hilván, sea en un
territorio o una ciudad.

Quizás sea ese descubrimiento el que en verdad celebra el antiguo
cazador de puentes, brazos en jarra.
http://goo.gl/GboJiL

Espónsor

jung

arquitasa

logo_verea

Síguenos

21,666FansMe gusta
2,987SeguidoresSeguir
1,158SeguidoresSeguir
21,368SeguidoresSeguir

Promoción

jung

banner_asemas

ondulite

verea

COLUMNISTAS/AUTORES (lista parcial)

77 Publicaciones0 COMENTARIOS
48 Publicaciones0 COMENTARIOS
4
0
Nos encantaría conocer tu opinión, por favor comenta.x
()
x