La lógica del desmontaje | Miguel Ángel Díaz Camacho

Planta Prouve | Fotografía: Richard Rogers

Toda obra de arquitectura resulta en principio un ente encapsulado, un todo inalterable que recibimos en herencia para su estudio o habitación en el mejor de los casos: obras maestras nos decían, obras que pertenecen a su tiempo, como aquellos insectos primitivos primorosamente conservados en ámbar a la espera de ser descubiertos por algún estudioso en la materia. Sin embargo, en ocasiones excepcionales la arquitectura se entiende como un lenguaje en permanente proceso de revisión, un sistema abierto en continua transformación desde premisas, condiciones o intereses nuevos. Es entonces cuando -desde una lógica evolutiva- surge la adaptación como genuina herramienta de proyecto más allá de la restauración decorativa, la renovación cosmética o la simple rehabilitación conservadora.1

Hace tan solo unos meses el estudio de Richard Rogers acomete la transformación -mejor adaptación- de un clásico de la construcción industrializada, la casa desmontable 6×6 de Jean Prouvé (1944):

“The house is based on Prouvé’s original plans with the addition of modern living facilities: external shower and kitchen pods and service trolleys providing solar powered electricity and hot water. The design replaces six of the original wooden panels to provide a link bridge connection to each pod and an entrance of four glazed panels that bring light into the main living space and open onto a new external decking platform”.2

La conexión como alternativa al adosamiento, la implementación tecnológica como alternativa a la simple ampliación funcional.

Sin duda el origen industrializado y modular de la obra de Prouvé facilita su posterior adaptación y re-configuración, la arquitectura por componentes se establece precisamente desde la lógica de su propia reposición: el desmontaje de una parte no hace sino subrayar el proceso constructivo

“no como un sistema neutro, sino como materia depositaria del significado”.3

Es precisamente esta lógica del desmontaje la que habilita la posterior instalación de los elementos plug-in propuestos por RSHP: en arquitectura el orden de la sustracción configura el orden de posteriores adaptaciones, en este caso a partir de sencillos elementos (des)atornillados. Conexiones, sistemas abiertos, lógica del desmontaje.

Miguel Ángel Díaz Camacho. Doctor Arquitecto
Madrid. Marzo 2016.
Autor de Parráfos de arquitectura#arquiParrafos

Notas

1 Adaptar supone modificar, acomodar al presente como lo hacen las obras teatrales o literarias del pasado con el objetivo de que puedan difundirse en el mundo contemporáneo, como por ejemplo la reciente adaptación de El Quijote “puesto en castellano actual” por Andrés Trapiello.
2 Presentación del proyecto en Galerie Patrick Seguin, Art Basel 15-21 de junio 2015,  + Partners (RSHP).
3 Juan Miguel Hernández León, “Decisiones materiales“, en Nuñez Ribot arquitectos, colección monoespacios, Madrid, Fundación COAM, 2006, pág. 5.

Miguel Ángel Díaz Camacho

Doctor en Arquitectura, Decano de la Facultad de Tecnología y Ciencia UCJC. Presidente de la Asociación Sostenibilidad y Arquitectura,  perteneciente al Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos de España. Director de MADC Arquitectos, estudio profesional con premios en concursos nacionales e internacionales, en la actualidad desarrolla proyectos en España y Noruega. Escritor y crítico de arquitectura, es autor de los libros “Párrafos de Arquitectura. Core(oh)grafías” (2016) y “Arquitectura y Cambio Climático” (2018).

follow me

Arquivado en: artigos, Miguel Ángel Díaz Camacho

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,