jueves, mayo 23, 2024
spot_imgspot_img
InicioartículosArmar las Palabras | Miquel Lacasta

Armar las Palabras | Miquel Lacasta

Armar las Palabras Miquel Lacasta escenografía de Jaume Plensa para Bluebeard’s Castle de Béla Viktor János Bartók
La escenografía de Jaume Plensa para Bluebeard’s Castle de Béla Viktor János Bartók.

Habitualmente no suele haber una buena coincidencia entre el arquitecto que diseña y el arquitecto que escribe. Me refiero por supuesto a diferentes facetas en un mismo sujeto. Algunos arquitectos extraordinarios no han estado nunca dotados para construir con palabras lo que sabiamente conseguían construir con vacíos.

Y este es precisamente el quid de la cuestión.

Escribir tiene que ver con construir. Hay piezas, un ingente repertorio de piezas que se pueden ensamblar de forma y manera todavía hoy sorprendentes, emocionantes, plenas. Escribir tiene que ver con la construcción de un armazón. Como dice Alejandro Hernández Gálvez,

Armar con palabras, frases, textos y libros, no es asunto de pura y simple composición, o más bien la composición nunca es simple. Siempre va acompañada y muchas veces es excedida por lógicas y costumbres, por políticas e historias.1

Es montar, como decía, un armazón, que por separado no tiene el menor sentido, pero que aglutinado y relatado, adquiere una dimensión, a veces extraordinaria.

Por el contrario, pensar y hacer arquitectura es una actividad que se relaciona con la disposición estratégica de vacíos. La materia prima de la arquitectura es por tanto una sola, etérea, brutalmente inasible, radicalmente veraz. De esto ya escribí en uno de los primeros artículos que aparecieron aquí, la arquitectura es espacio, es aire encapsulado, es vacío.

La configuración de ese vacío, una configuración hacia afuera y un limitar hacia adentro es lo que dota de cualidades al espacio arquitectónico. En todo caso el revestimiento de ese materializar hacia afuera irradia unas cualidades complementarias a las cualidades intrínsecas del vacío por sí mismo. Las cualidades primarias del vacío vendrían dadas por su forma, su articulación, por las intrincadas relaciones entre vacíos superpuestos. Todas las decisiones posteriores vendrían a darse de forma subyugada a estas cualidades primarias. Hay una ventana aquí y allá para conseguir una lectura determinada del vacío. Hay un acabado específico en ese plano, un color en ese otro para conseguir una manera de leer lo vaciado. El vacío es así metafísico, la arquitectura en esencia es metafísica, y solamente su necesaria configuración es capaz de cosificar el vacío.2

Por tanto, no es tan fácil ni evidente que el escritor, un constructor, y el arquitecto, un vaciador, puedan coincidir de forma tan natural como habitualmente pensamos en una misma figura. Es más, se nota falta de pericia constructiva en los textos de muchos arquitectos, habituados a vaciar más que ha construir.

Hay excepciones, por supuesto, pero quizás no tantas como podría pensarse.

Podemos aceptar que el verbo principal de ambas actividades es el mismo, construir, pero la materia prima de ambas construcciones son significativamente opuestas. La escritura se dota de palabras tangibles, pesadas, históricas, como alude Hernández Gálvez. La arquitectura solamente tienen una sola materialidad, la materialidad del vacío.

Paradójicamente el resultado de construir con palabras es un edificio relativamente ligero y frágil. Un libro es objetualmente algo pequeño, que incluso podemos dejar olvidado en cualquier rincón. La arquitectura, por el contrario, se acaba expresando en algo pesado e inquebrantable. La arquitectura es un vacío rotundo. Es imposible dejarse olvidada una arquitectura, perder el objeto accidentalmente.

Muchos de los arquitectos que saben construir, han vaciado poco, y al revés, muchos maestros del vaciado, construyen con palabras de forma irregular.

Los hay que saben tanto amontonar de forma genial las palabras, como ordenar y emocionar con los vacíos proyectados. Quizás no existan muchos, pero existen.

Pienso ahora mismo en Siza, Moneo, Zumthor, por citar algunos vivos. En Le Corbusier por citar al eterno.

Miquel Lacasta Codorniu. Doctor arquitecto
Barcelona, Abril 2015

1 Hernández Gálvez, Alejandro, Palabras para Armar, texto introductorio de Armada de Palabras. Provocaciones arquitectónicasTraducción de los textos de SCOTT-BROWN, Denise, Having Words, Editorial Arquine, México DF, 2013

2 Ver, «Del Vacío de la Arquitectura» de Miquel Lacasta Codorniu

Miquel Lacasta Codorniu
Miquel Lacasta Codorniuhttps://axonometrica.wordpress.com/
Es cofundador en ARCHIKUBIK y también en @kubik - espacio multidisciplinario. Obtuvo un Ph.D. con honores (cum laude) en ESARQ Universitat Internacional de Catalunya UIC y también fue galardonado con el premio especial Ph.D (UIC 2012), M.arch en ESARQ Universitat Internacional de Catalunya, y se graduó como arquitecto en ETSAB Universitat Politècnica de Catalunya . Miquel es profesor asociado en ESARQ desde 1996. Anteriormente, fue profesor en Elisava y Escola LAI, y también en programas de postgrado en ETSAB y La Salle. Fue arquitecto en la oficina de Manuel Brullet desde 1989 desde 1995. Ha sido galardonado en "Taller Barcelona'96. El TGV, una oportunidad por estructurar la periferia ". Fue codirector del taller "Territorio Virtual, Límite Urbano" en ITSEM Guadalajara, México en 2000 y también codirector del taller "Ravalizar Barcelona" en ITSEM Guadalajara, México, y CCNY, Nueva York, EE. UU. En 2002, 2003 y 2004. Ganó el premio A + en 2010 por Sunion School en el Best Educational Building, The International Architecture Award 2008 en The Chicago Athenaeum por Colin's House y el primer premio en Corian Prize en 2006. Su obra ha sido expuesta en Barcelona , Madrid, Florencia, Cannes y en Le Pavillon de l'Arsenal en París. Varias publicaciones han sido reconocidas por su trabajo como Quaderns, ON, Arquitectura Plus, Piso, Arquitectura y Diseño, El País, ABC, La Vanguardia, Clarín, Sole 24 Ore, y otros. Recientemente realizó conferencias en ITSEM Guadalajara, México, Facolta di Architettura di l'Alghero, Italia, msa Münster School of Architecture, Münster Alemania, IBM Think Tank en París, Francia, y varias universidades y organizaciones en España. Recientemente fue galardonado con el ZAC RN5 en el concurso Vitry-sur-Seine, un Eco-distrito de 255 residencias sociales y privadas y una residencia de estudiantes en Ivry, y 32 apartamentos asistidos para personas mayores en Olesa de Montserrat.
ARTÍCULOS RELACIONADOS
ARTÍCULOS DEL AUTOR
0 0 votos
Article Rating
Suscribirse
Notificarme
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Espónsor

Síguenos

23,215FansMe gusta
3,829SeguidoresSeguir
1,643SeguidoresSeguir
23,702SeguidoresSeguir

Promoción

Columnistas destacados

Íñigo García Odiaga
82 Publicaciones0 COMENTARIOS
Antonio S. Río Vázquez
57 Publicaciones0 COMENTARIOS
Aldo G. Facho Dede
40 Publicaciones0 COMENTARIOS
0
Nos encantaría conocer tu opinión, por favor comenta.x
()
x