Breves notas sobre la galería Trinta de Pablo Tomé arquitecto | Luis Gil Pita

Imagen parcial de la galería Trinta en Virxe da Cerca, Santiago de Compostela. Pablo Tomé. Arquitecto

Vamos a relatar, en unas pocas palabras, tan breves que casi no usamos más que las propias pedidas a su arquitecto, Pablo Tomé, la calidad y la experiencia arquitectónica de la obra de la galería de arte contemporáneo Trinta en rúa Virxe da Cerca 24, Santiago de Compostela.

Nosotros sólo queremos referir con unas breves notas la actitud del autor de la obra, un arquitecto de clara vocación silenciosa, que decidió hace muchos años no querer ser visto. Contradecimos, en este planteamiento de hacer público con palabras el valor de su trabajo, la actitud  de Tomé de no querer ser y aparecer, y lo hacemos porque desde hace bastante tiempo le seguimos a él (y a unos pocos más) para reconocer que esa forma de actuar es en parte el argumento que nos impulsa a seguir haciendo arquitectura a diario.

Pablo Tomé es sin duda, podríamos decir, uno de los Bartlebys más importantes del panorama arquitectónico gallego, pues hace ya casi veinte años, decidió trabajar veladamente en docenas de proyectos de rehabilitación y adecuación de la ciudad de Santiago de Compostela, desde la oficina técnica del Consorcio de la Ciudad Histórica, sin dejar rastro… Esa manera de no querer estar, esa actitud de lo velado, se produjo siempre sin tener por objetivo buscar refugio en la tranquilidad del no ser visto, sino por el contrario, arriesgando y luchando por lo casi invisible en proyectos de apariencia menor para la recuperación de espacios comerciales de cota cero y de clara vinculación semipública.

Paradoja Chestertoniana la de Pablo Tomé, que al mismo tiempo que su pudor y modestia le impiden preocuparse por su proyección personal, no ceja un instante en la continua demanda de la importancia de los demás, que son la ciudadanía, los propietarios de estas arquitecturas y los visitantes diarios de estos espacios. Siempre le ha obsesionado, sólo hay que repasar sus cuadernos de dibujo expuestos en innumerables ocasiones, sus videos y exposiciones sobre la ciudad, la naturaleza de lo que sucedía con y en esos comercios, restaurantes, talleres artesanales y galerías en los que la conexión entre la cota cero de los edificios y el espacio público inmediato era el “lugar” de la otra gente, los ciudadanos, que no eran él. Una preocupación por estos espacios semipúblicos que tiene la mirada afilada de un Lars Arrhenius para traer y transparentar a lo público la importancia del interior del espacio encerrado de la calle que son los locales comerciales de la ciudad, unos ojos que atraviesan las paredes de la fachada para conseguir el mismo respeto por la arquitectura en el interior de esos lugares que por la inmediata escena urbana de una ciudad patrimonio de la humanidad.

Detalle de la galería Trinta en Virxe da Cerca, Santiago de Compostela. Pablo Tomé. Arquitecto

De su obra de 1999 para la Galería Trinta, como decíamos, no hay que relatar mucho más que lo que él cuenta en su sucinta memoria, pero también nada menos, para terminar, que esta actitud constructiva, limpia y sincera, activó e introdujo en la Galicia de aquel momento, una forma de entender los espacios expositivos privados de las galerías, que demostraba una radicalidad equilibrada y una neutralidad tensa, de una importancia y significado arquitectónico parecido al que pocos años antes había planteado Tony Fretton con las obras de la Lisson Gallery en Londres, obteniendo de circunstancias y escenas muy poco favorables artefactos culturales de gran riqueza. La memoria  referida del proyecto  dice que:

“Las obras a que se refiere este expediente (B00-375) se proyectan en el local comercial sito en la planta baja del número 24 de la Rúa Virxe da Cerca, Ayuntamiento de Santiago de Compostela; dicho local se encuentra en este momento sin actividad y se destinará a galería de arte.
MARCEL DUCHAMP  es el inicio del arte contemporáneo. El momento en que nos encontramos.
El tiempo entra a formar parte del arte. Las artes plásticas ya tienen más dimensiones que tres.
Conscientemente se emplean materiales que antes no se utilizaban. Materiales sobre los que el tiempo actúa. Materiales orgánicos como la grasa, o materiales no visuales como los olores y  sonidos o la música.
Minerales, vegetales, animales, o alguna parte de estos, son vistos con otro cerebro por el artista contemporáneo.
Diseñar una galería para este mundo nos obliga, también, a revisar la arquitectura contemporánea, que nacida a principios de siglo, se mantiene viva.
LA NUEVA GALERÍA
La galería, objeto de este proyecto, se sitúa en el bajo del nº 24 de la Rúa Virxe da cerca. Se compone de un pequeño local, al que se accede directamente desde la calle y de un semisótano. El pequeño bajo de 30m2 que está 50cm por encima de la cota de la calle tiene una ventana. El resto del local es un semisótano de 170 m2 con ventana a la fachada trasera.
El espacio principal de la nueva galería es la sala de exposiciones que ocupa el espacio de entrada y gran parte del semisótano. Este plano, 2,50m por debajo de la entrada, se comunica con el plano de acceso por una escalera de un tramo y ancha.
En este nivel se sitúan el despacho, el oficio, el aseo y el gran almacén.
Será el primer uso de esta parte del edificio, que construido a principios de siglo, fue operado hace 13 años de forma radical demoliéndolo todo excepto la fachada.
La estructura es de pilares y jácenas de hormigón armado.
El concepto formal de la galería es de mínima intervención y máxima economía. El pavimento de cemento, el forjado del techo, la estructura y las instalaciones eléctricas vistas.”

Terminamos buscando por los rueiros de esta ciudad a un Pablo Tomé al que lo único que le importa en la escena que compone la arquitectura, es lo del medio del bocadillo, los habitantes, los monos, que diría un buen profesor de Análisis de Formas de una escuela de arquitectura…., aquellas cosas, animales y ciudadanos que dan escala y sentido al dibujo, a la arquitectura y a la vida. Es por allí por donde dicen que transita a diario retratando con su lápiz, los tractores, los niños, las vacas, los ancianos y los seres en general que ilustran su mirada y que habitan unos proyectos que construye sin ser visto

Luis Gil Pita. arquitecto
santiago de compostela. enero 2014

Luis Gil Pita

Arquitecto por la ETSA de A Coruña en 1997, desde ese año colabora en el estudio de Manuel Gallego Jorreto hasta 1999. Becado de investigación en Holanda en 2000-1, con un estudio sobre lo fronterizo y liminar en arquitectura, por la Diputación de A Coruña, fue posteriormente Profesor invitado en el área de proyectos de la Facultad de Arquitectura de Guimaráes, Universidade do Minho, del 2001 hasta el 2007. Desde el inicio de su carrera ha publicado asíduamente artículos y ha participado como editor en diferentes publicaciones alrededor de la arquitectura.

follow me

Archivado en: artículos, Luis Gil Pita

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,