domingo, mayo 19, 2024
spot_imgspot_img
InicionasaKrazy George | epR

Krazy George | epR

Krazy George epR George_Herriman_and_fans
George Herriman con su mujer e hijos | Fuente: wikipedia

En la partida de nacimiento de George Herriman figura la palabra colored. Su primera tira de prensa, la efímera Musical Mose, la protagonizaba un músico negro que se hacía pasar por blanco; al ser descubierto, una muchedumbre lo apaleaba. Herriman había nacido en Luisiana, en el ocaso del siglo XIX.

Krazy George epR Musical Mose comic strip Musical Mose 'Impussanates' a Scotchman, with Sad Results by George Herriman 1902-02-16
Musical Mose comic strip «Musical Mose ‘Impussanates’ a Scotchman, with Sad Results» by George Herriman 1902-02-16 | Fuente: wikipedia

No era el mejor lugar para un mestizo. Así que la familia Herriman emigró pronto a Los Ángeles y, tras un periplo de costa a costa y un puñado de proyectos frustrados, George se instaló en Nueva York. Allí, como dibujante del New York Evening Journal concibió en 1913 un personaje que cambió la historia del cómicKrazy Kat. Nacida como subsidiaria de una serie más antigua, The Dingbat Family, fue en principio una sencilla tira en la que un ratón agredía recurrentemente a un gato en el árido escenario de Coconino, Arizona.

Krazy George | epR
Krazy Kat

Con este punto de partida, Herriman hizo germinar un universo propio, delirante y surrealista, en el que un gato antropomórfico enamorado del ratón Ignatz, recibía como respuesta certeros ladrillazos; el tercer vértice de la trama era un bulldog, el oficial Pupp, quien a su vez estaba enamorado del gato.

Krazy George | epR Krazy Kat
Krazy Kat

Aunque Krazy Kat nunca fue un éxito de público, el apoyo de ciertos críticos, el interés de dadaístas y surrealistas, y el empeño personal de W. R. Hearst –propietario del New York Evening Journal– permitieron que la tira se publicase sin interrupción durante más de treinta años. La audacia compositiva de Herriman, su evolución hacia un dibujo cada vez más refinado y sintético -tal vez auxiliado por su creciente artritis-, junto con unos diálogos intraducibles en los que se mezclan español, francés e inglés, en los que la jerga sureña convive con figuras retóricas, elevaron Krazy Kat a objeto de culto.

Krazy George | epR
Krazy Kat

Pero cuesta creer que ese universo onírico y confuso, absurdo y prolífico, tenga su origen en la gris Nueva York. Como cuesta creer que la voz gutural de Hendrix se elevase desde el gélido Seattle. No. Es en el acervo criollo de Luisiana, en esa atmósfera irreal, pagana, primitiva y colorista, elemental y anfibia, en el vudú, y las historias turbias acalladas generación tras generación, donde nació Krazy Kat. George Herriman, como todos los grandes artistas, solo fue un catalizador.

Krazy George epR Ignatz decide no tirar más ladrillos a Krazy. Sin embargo la tentación de hacerlo le persigue a todas partes, hasta que finalmente encuentra una salida para saciar su pasión
Ignatz decide no tirar más ladrillos a Krazy. Sin embargo la tentación de hacerlo le persigue a todas partes, hasta que finalmente encuentra una salida para saciar su pasión. Publicada el domingo 6 de enero de 1918 | Fuente: wikipedia

Compré el libro y, de camino a casa, pensé que ilustrar textos debía de ser un enorme reto, pero también, quizá, un buen trabajo. Entonces, todo empezó a cambiar.

el primo Ramón
el primo Ramónhttps://elprimoramon.com/
Nadie sabe con certeza quién es el primo Ramón. Muchos creen que Ramón nació en algún lugar de Galicia, aunque pronto los azares de la vida le obligaron a cruzar el Atlántico. Afincado en Buenos Aires, y tras fracasar en su intento de ganarse la vida como lateral izquierdo de Ferro Carril Oeste y como bajista de Los Desconocidos de Siempre, aprendió el oficio de ilustrador en un puñado de talleres del barrio de San Telmo. Otros opinan que tras el seudónimo se esconde Borja López Cotelo, un arquitecto que ante la pertinaz insistencia del editor jefe Veredes comenzó a publicar ilustraciones hasta que una mañana, como el malogrado Gregor Samsa, se despertó después de un sueño intranquilo convertido en un monstruoso ilustrador. Aunque esta versión no parece muy verosímil. Tal vez por eso hay quien asegura que, en realidad, Ramón ni siquiera es una persona sino dos, tres o incluso un equipo tumultuoso y variopinto como la tripulación del Pequod.
ARTÍCULOS RELACIONADOS
ARTÍCULOS DEL AUTOR
0 0 votos
Article Rating
Suscribirse
Notificarme
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Espónsor

Síguenos

23,215FansMe gusta
3,829SeguidoresSeguir
1,643SeguidoresSeguir
23,702SeguidoresSeguir

Promoción

Columnistas destacados

Íñigo García Odiaga
82 Publicaciones0 COMENTARIOS
Antonio S. Río Vázquez
57 Publicaciones0 COMENTARIOS
Aldo G. Facho Dede
40 Publicaciones0 COMENTARIOS
0
Nos encantaría conocer tu opinión, por favor comenta.x
()
x