La tramoya doméstica | Miguel Ángel Díaz Camacho


Casa con dos grúas de Alison y Peter Smithson, 1977
Casa con dos grúas de Alison y Peter Smithson, 1977

La casa contemporánea se ha convertido, entre otras cosas, en un gran almacén. La cultura occidental ha multiplicado la necesidad de armarios y trasteros donde ordenar de forma práctica todo el universo de accesorios domésticos corrientes: desde cajas de herramientas y escaleras plegables a disfraces y vestidos de fiesta; desde bicicletas y patines a cortinas, toallas y edredones; desde cajas con juguetes a muebles heredados que esperan su restauración almacenando a su vez artículos para la decoración navideña, cumpleaños y otras celebraciones o fiestas. Un verdadero backstage sobre el que no se ha prestado demasiada atención en el desarrollo evolutivo de la tipología doméstica. Salvo excepciones.

En 1977 Alison y Peter Smithson presentan la propuesta “Casa con dos grúas” 1, atendiendo la idea de almacenaje como instrumento que habilita la transformación interior del espacio doméstico:

“La casa con dos grúas está pensada para un hombre como yo, que a veces desearía guardar fácilmente las cosas que no utiliza en aquel momento. Un hombre de una familia que saca cosas con motivo de una fiesta o cuando alguien regresa a su casa y luego quiere volver a guardarlas. Una familia a la que le gusta decorar su hogar” 2.

La instalación de dos grúas permite la conexión de la última planta almacén con la calle y, a su vez, con cada una de las estancias interiores a través de un vacío central que conecta todos los niveles. Un montaje (en la imagen) muestra la capacidad de transformación también exterior de la casa, gracias a la instalación de estandartes, banderas, flores o tapices: la casa como un cuerpo y sus diferentes abrigos.

“Sacarlo todo en cada estación…mucho en invierno, poco en verano. Sacarlo todo para las fiestas…religiosas o familiares. Recogerlo para renovarse, por tristeza” 3

Explosión e implosión. Alegría y tristeza. Transformación y abatimiento. La casa como el teatro mismo de la vida, con sus telones y sus máscaras, con el brillo de las funciones de estreno y la oscuridad o el silencio que exige la introspección del habitante actor4.

La casa como el centro mismo de la existencia y sus alteraciones. La casa como la verdadera fábrica de los sueños.

La casa y su tramoya doméstica.

Miguel Ángel Díaz Camacho. Doctor Arquitecto
Madrid. Diciembre 2014.
Autor de Parráfos de arquitectura. #arquiParrafos

Notas:

1. La propuesta “Casa con dos grúas” se presentó al concurso Shinkenchicu arbitrado por Peter Cook, obteniendo un premio especial. Ver Japan Architect, diciembre 1977 y febrero 1978; Architectural Design 11-12, 1978; ILA & UD Annual Report 1993-1994; Alison y Peter Smithson. De la casa del futuro a la casa de hoy. Dirk van der Heuvel, Max Risselada, Barcelona, Ediciones Polígrafa 2007.

2. Peter Smithson, 6 de abril de 2000. Notas del archivo A&P Smithson. Publicado en “De la casa del futuro a la casa de hoy“, Dirk van der Heuvel, Max Risselada, Barcelona, Polígrafa 2007, pág. 296.

3. Íbidem.

4. Interesa aquí el origen y significado doble de la palabra actor, por un lado como alguien que actúa o representa un papel (actor-oris, actuar), y por otro como autor que establece y dirige su propia existencia (agere, hacer).

Miguel Ángel Díaz Camacho

Doctor en Arquitectura, Decano de la Facultad de Tecnología y Ciencia UCJC. Presidente de la Asociación Sostenibilidad y Arquitectura,  perteneciente al Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos de España. Director de MADC Arquitectos, estudio profesional con premios en concursos nacionales e internacionales, en la actualidad desarrolla proyectos en España y Noruega. Escritor y crítico de arquitectura, es autor de los libros “Párrafos de Arquitectura. Core(oh)grafías” (2016) y “Arquitectura y Cambio Climático” (2018).

follow me

Archivado en: artículos, Miguel Ángel Díaz Camacho

Tags: , , , , , , , , , , ,