lunes, noviembre 28, 2022
HNAHNA
InicioartículosFragmentos de unos soñadores impenitentes | Edgardo C. Freysselinard

Fragmentos de unos soñadores impenitentes | Edgardo C. Freysselinard

“Los personajes necesitan un decorado, las personas necesitan un espacio…”
Arq. Antonio Bonet i Castellana.1

Sumido en un sueño hipnótico sobre los labios de un amor eterno, recorro recuerdos del último verano pasado en Barcelona. Imágenes fragmentadas dan vueltas en un imaginario caleidoscopio de cristales de colores vibrantes. Cada uno refleja un momento, una sensación, un rayo de luz o de sol guardado. Entretanto, mi mente transita las distintas instancias de un piso antiguo en la ciudad alta, deslumbrante. Atravieso cada cuarto, cada espacio, sigilosamente. Con un caminar despreocupado y silencioso, logro irme encontrando con personas y lugares; los cuales, me devuelven la sensación de la alegría perdida.

Entre tantos, descubro con asombro, una serie de imágenes que capte con mi móvil, en la intimidad de mi recorrido por «La Ricarda» del Arq. Antonio Bonet, en el Prat de Llobregat, de la familia Gomis Bertrand. Repetidas en cada cuarto de los niños, pequeñas puertas de forma cuadrada, daban acceso a muebles personales empotrados en paredes blancas, cruzadas esa mañana, por las sombras sucesivas de las persianas de librillo de madera, que se nos oponían ante la terraza privada de juegos lejanos; recubiertas por fotos en blanco y negro; las que le daban un aire especial al lugar. Reflejaban en un primer plano, la vegetación agreste de las dunas hacia el mar Mediterráneo; tan cerca de la casa, a pasos de los extensos jardines en caída hacia el bosque de pinos, los que llegan al borde de la playa, conformando un límite.

Su tío, el fotógrafo Joaquim Gomis Serdañons (Nueva visión), dejo en ellas la impronta del deseo del eterno verano; de la felicidad compartida; ahora ya por el tiempo, de un sepia gastado. El ojo mágico del artista logra transportarnos a ese momento desde nuestro interior, haciéndonos convivir con evocaciones eternas.

Fragmentos de unos soñadores impenitentes Edgardo C. Freysselinard Registro personal de imágenes de los gabinetes privados de los cuartos de los niños (Agosto 2019).
Registro personal de imágenes de los gabinetes privados de los cuartos de los niños (Agosto 2019). Fotos del artista Joaquim Gomis Serdañons- Principio de los años 60’s- Casa “La Ricarda” – Familia Gomis Bertrand- Prat de Llobregat –Barcelona – Catalunya – Obra del Arq. Antonio Bonet Castellana – 1953/1963

Pasaron pocos años y un nuevo verano regresó sin sorpresas a Buenos Aires, atravesando la pandemia en semiretirada, cubriendo la ciudad vacía. El calor hacia estragos en cada rincón y en cada esquina. El silencio acompañaba los pasos de los pocos que aún estaban entre sus límites. El tráfico se había desmaterializado, dejando su ruido y su velocidad acalladas, sumergidos en una siesta sin fin. De repente una tarde agobiante y opresiva, buscando un artículo que debía continuar y entregar en pocos días; me encuentro de manera casual, con una carpeta olvidada en un rincón del ordenador. Al abrirla, entre un listado interminable de archivos deshojados, descubro un antiguo video de viejo formato, compuesto por una sucesión de imágenes traspasadas por el tiempo.

Estaba encriptado con la referencia: «Álvarez Prozorovich, Fernando/ Victoria Bonet i Martí – Entrevista Teleproyecto- Arqs. Francisco Fasano. – Exposición de Antonio Bonet- BienalBA- Bienal de Arquitectura de Bs. As. – 1999».2

Busco algo fresco en la heladera, me siento cómodamente en mi escritorio y lo reproduzco en la máquina, tratando de concentrarme.

“(…) Cuando conocí a Bonet, estaba trabajando con Arata Isozaki, un arquitecto internacional de éxito. Y casi por contraste, me interesaba preocuparme por un arquitecto que me remitiera a un pasado argentino; una especie de instrumentalización de la nostalgia en Barcelona. Era como volver a pensar en Argentina a través de alguien …”

Álvarez Prozorovich, Fernando – Entrevista Teleproyecto (Video) – Arqs. Francisco Fasano. – Exposición del Arq. Antonio Bonet-BienalBA- Bienal de Arquitectura de Bs. As. – 1999.3

“Fernando cuenta: (…) Fui tomando contacto de a poco, complementado mi trabajo con Isozaki, con una participación cada vez más activa por las tardes, en el despacho de Bonet. Revolviendo entre los muchos papeles, me fui enamorando de obras que no conocía, a través de las publicaciones que había. Con el tiempo constato que “había un desconocimiento casi absoluto de Bonet en su medio país, Barcelona -Catalunya, no se hablaba… Recuerda que investigó un “Diccionario de Arquitectos” editado por Gustavo Gili- En él busque la palabra Bonet y decía véase GATCPAC; sin embargo, busque palabras por ejemplo Correa Mila, un arquitecto decorador de los años sesenta, y encontré dos páginas escritas. Ante semejante desproporción, pensé que debía reaccionar; no como argentino sino como arquitecto. Y entonces a partir de ahí, como me interesaba mucho las cosas en Buenos Aires de los años treinta y cuarenta, es que empezamos a ordenar todo este trabajo…” En la entrevista, Fernando agrega que “la muestra debía ordenar un material inmenso, del cual se seleccionaron cuarenta y cinco obras, las cuales se leerían como en un libro, página por página…, pero las exposiciones no son un libro: tienen que ser claras y tener recorridos entendibles, de lo que es Bonet…” Comenta también que Bonet se introduce en temas que antes no se habían tocado en el racionalismo de los años treinta, como la arquitectura y el ocio. Relacionar el placer y la Arquitectura Moderna; entendiendo que Antonio Bonet no es un arquitecto simplemente, o un urbanista, o un diseñador de muebles: Bonet lo es todo a la vez. Viaja con mucha fluidez entre un tema y otro. La exposición se define como un recorrido que no se detiene en un espacio cerrado. Son cinco eles en las cuales, uno se desplaza en diagonal, encontrando en las concavidades de esas eles, donde se encuentra esa narración página por página. Por detrás, hay una visión más poética donde aparecen grandes murales, que permiten una lectura más rápida, más sensible; y después hay un recorrido central, que son unos paneles negros que se colocan en las puntas de las cinco eles; son las cinco letras de la palabra Bonet, colocándose allí los originales: las virutas del carpintero que ha hecho el mueble, los dibujos de trabajo no acabados, que son los dibujos más ideológicos que tiene un arquitecto. Mientras la cámara recorre la muestra, el entrevistador destaca el ejemplo porteño del edificio de las calles Suipacha y Paraguay; expresando que en el año (1999), esa obra de Antonio Bonet cumpliría sesenta años. El mismo le pregunta como ve el estado en ese momento de la obra. Fernando explica que la misma y dice que siente necesidad de hablar sobre esta obra en particular, ya que cree que es la obra más importante de la década del 30´s. Comenta que por la técnica que fue realizada la obra, necesita un mantenimiento especial. Es una obra que está hecha con una estructura metálica; existiendo en ese momento, un cierto grado de corrosión de los perfiles. Agrega que, con un cierto grado de conservación, la obra estaría otra vez en condiciones. Opina que es algo relativo al Patrimonio Histórico, cosas que son inherentes a este tema, como sponsors y de gente que se interese en la restauración de estas obras. Es un símbolo de la Arquitectura Racionalista o se su introducción de la misma en la Argentina. Antonio Bonet crea una especie de maquinaria moderna donde presenta la casi totalidad d ellos materiales modernos. Los presenta casi como flotando sobre el espacio de la ciudad, en ausencia de los pilotis clásicos de Le Corbusier. Hace muy móvil la fachada de la planta baja; hay como un oleaje d ellos escaparates que van ondulando como si ese lugar fuera un mar; un paquebote que va moviéndose sobre esa agua oscura. Esta sombra es muy importante si uno percibe el edificio en esa posición que se muestra como descolgado, flotante, casi como prometiendo un futuro. A este edificio hay que imaginárselo al revés, con todo esto iluminado. Hay paños de vidrio, prácticamente son distintas presentaciones del material moderno, del cristal; que encendido por la noche alumbra la ciudad; como si estuviera indicando un rumbo a seguir. Esos sueños que alguna vez tuvimos, solamente se pueden rememorar, a partir de estos testimonios. Comenta que esa exposición no debe ser una cuestión necrológica, de homenajes, que son maneras de enterrar a personajes, en una pagina de la historia. Para que esto sea vivo, lo que hay que provocar es una profunda discusión sobre la restauración de estos edificios; y de este edificio en particular…”

Deslumbrado y contento por el hallazgo, sigo buceando en su interior y descubro otro video; pero esta vez más cercano. Es una vista que deja plasmado para el devenir, una animada charla entre el Arq. Fernando Álvarez y su socio y amigo, el Arq. Jordi Roig; ambos en el marco de la Exposició “Arquitectura Desplaçada”- Canòdrom 00.00.00, CoNCA 2010 – (Consejo Nacional de la Cultura y de las Artes – CoNCA)- Casa de Estudios para Artistas (Buenos Aires) y Canódromo- Barcelona; trabajo curado por el artista y profesor valenciano Xavier Arenós en la ciudad de Barcelona. Extraigo el dialogo descontracturado y acompasado, intercalando el español y el catalán entre ambos; tratando de llegar a la mayor aproximación al mismo:

“(…) En 1936 termina Antonio Bonet la carrera y no lo tengo claro, si antes o después que estalle la Guerra Civil marcha a Paris. Los primeros trabajos en Barcelona y sus acciones, hacen a Bonet un producto directo de la Republica. El viaje de 1933 con el Patris II (el barco que desplazo a los integrantes del IV CIAM entre Marsella y Atenas), es fundamental en lo que respecta a su relación con el Racionalismo; y a un racionalismo de una característica muy particular, es aquel CIAM donde van Fernand Leger, Le Corbusier habla sobre la belleza, es un CIAM que en cierta forma los alemanes no abandonan, pero se ven casi forzados a abandonar. Hay Republica y hay esa versión del Racionalismo; y finalmente la propia experiencia del Pabellón, en la cual Bonet se pone a prueba, mejor dicho, verifica cosas ya vistas en Barcelona, cuando el colaboraba en los últimos años con Sert y Torre Clave, en el diseño de muebles, en el interiorismo de la Joyería Roca; y donde ya se genera ese proyecto de ciudad-mueble-hábitat; estas tres dimensiones siempre van a estar vinculadas a partir de ese momento. A los 23 años pasa la frontera y viaja a Paris en tren. Él explicaba que vivía en una habitación y busco trabajo en el estudio de Le Corbusier; y que después de la experiencia del trabajo de Bonet en el Pabellón de España de Josep L. Sert i Luis Lacasa de 1937 para la Exposición Internacional de Paris; le brinda la oportunidad de dibujar la Maison Jaoul junto con Roberto Matta Echaurren; ese segundo proyecto que Le Corbusier realiza, es una pieza fundamental para aquel momento. La otra experiencia y contacto importante en le estudio de Le Corbusier es el encuentro con Jorge Ferrari Hardoy y Juan Kurchan; es ahí donde sale el primer grito hacia delante de lo que podría ser, un grupo que continuara mejoradas los procedimientos, los objetivos, las realidades del GATCPAC con Jorge Ferrari Hardoy, Juan Kurchan, Abel López Chas y Ricardo Vera Barros entre otros. Es casi en Paris que se piensa el grupo, pero es en Bueno Aires con la fundación de la Austral, hacia mediados de 1938. Antonio Bonet llega a Buenos Aires en abril de 1938, y se pone a trabajar en el planteamiento de esos tres números, y en el planeamiento de cuatro números mas que finalmente no saldrán. La experiencia de la Exposición del 37, en el Pabellón de Le Corbusier, el de España y el del Auto; estas piezas que fueron después fundamentales en la cronología de la Arq. Moderna. Cuando Bonet llega a Buenos Aires, la ciudad no es un punto donde la Arquitectura Moderna este en desarrollo, por lo contrario, es El Dorado, con una pila de arquitectos de primer nivel que han hecho edificios como el Kavanagh, el cine Gran Rex; una pila de edificios historicistas o de Estilo Internacional Centro Europeo, de una potencia y de una calidad arquitectónica altísima. Quizás Bonet aporta en un principio, en esos primeros edificios, esa frescura y esa desinhibición. Es esa fortuna histórica de Bonet en tan pocos años 1937, 38 y 39, de participar de la experiencia del Pabellón de la República, participar en la formación de un grupo como el Austral; prácticamente escribir de su puño y letra el Manifiesto, es la letra de Bonet, y construir este Edificio Manifiesto; en esos tres actos a los 24 años, Bonet es ya un personaje imprescindible. En 1939 proyecta en Buenos Aires la Casa de Estudios para Artistas, los Ateliers, en la esquina de Paraguay y Suipacha; trabajando en uno de esos estudios hasta mediados de 1941. Diseñados en planta primera y segunda, en forma de dúplex, mas los áticos; con una serie de pequeños comercios en la planta baja hacia la calle y hacia el tránsito urbano. La diferencia si este edificio continua la trama urbana o aparece como desprendido de la esclavitud de la traza urbana, y se convierte en un bloque autónomo como la Ville Radiuse de Rusia; es una metamorfosis, está en tránsito, está pasando de una manera de ver la ciudad, a una nueva manera de entender la ciudad, anclándose desde una manera de huir del rigor diario y transitar a otra situación. Casi de manera tortuosa y desconocida, se relaciona con la calle con maneras sinuosas o en el remate del propio edificio, a la manera de Le Corbusier, de la terraza jardín, recuperando la tierra que ocupa el edificio. Otro d ellos aspectos relevantes de este edificio son los Áticos, donde Bonet vive y trabaja dos o tres años, desde el final de la obra hasta el traslado a un nuevo lugar. “Después de una larga trayectoria en la Argentina y en el Uruguay, en 1962 proyecta el Canódromo Meridiana y regresa definitivamente a Cataluña en 1963”.

Entre 1957 y 1963, se inaugura el edificio donde nos encontramos hoy, y también en 1963 se inaugura La Ricarda; es cuando Bonet definitivamente regresa a España. Se puede decir que en un segundo exilio, dado los problemas políticos y golpes de estado en Argentina, surgiéndole en Barcelona una gran cantidad de trabajos, que le solicita la sociedad a su regreso. Estas dos obras son fundamentales para Bonet y para la arquitectura catalana, y la historia de la arquitectura. Pero, sobre todo se nota la dimensión que ha alcanzado Bonet en ese paseo americano. Esa América de las grandes dimensiones; esa América a la que Bonet se refería muy agradecido; esa América de arboles altos, de grandes distancias, que vuelven a aparecer en la escala de estos dos edificios. Cuando uno visita La Ricarda o en Canódromo, siente esa generosidad de espacio que en el fondo se incuba en el propio Racionalismo, pero se incuba con la experiencia del espacio americano tan potente que Bonet ha tenido. En 1949 el primer regreso a Barcelona, y en los viajes de 1958 ya comienza a detenerse mas tiempo en Barcelona que en Buenos Aires. El tiempo pasado también es más largo en Barcelona; tiene despacho en Madrid. Tampoco fue un exiliado típico, mas bien fue un retornado típico. Nadie lo echo, pero él se echó, sintiendo vergüenza del destino de su propio país, y regresa con deseos de transformarlo. Nadie lo ha llamado; lo han invitado alguna vez, pero nadie espera que Bonet vuelva a residir en Barcelona.”

En el final de la entrevista, Jordi cierra la misma con esta declaración:

“Buenos Aires y el Rio de la Plata nos dio la oportunidad de proyectarnos, transferirnos y trabajar intensamente, muchísimas horas.”

Pasaron los días, y el verano comenzaba a llegar a su fin. La ciudad empezaba a vibrar en un desatado entremés de sensaciones de un nuevo comienzo. El verde y amarillo se perpetraban en los árboles. Sus hojas caídas, iban entretejiendo mis pasos en las calles de mi barrio, anunciando la llegada esperada del otoño. Una mañana, casi ya sobre la nueva estación, llego a mi casilla un mail desde Barcelona. En él, Jordi Roig me relataba en forma detallada y por años, el primer encuentro de ellos con el Arq. Antonio Bonet. Desde ese momento que lo marco en su vida hasta el día de hoy, Jordi y Fernando fueron sus fieles seguidores en la profesión; poniendo el cuerpo y el alma a cada paso. Se sumergieron en el vértigo del aprendizaje; saltaron a lo desconocido, se animaron a ir más allá, llevados por la atracción irrefrenable de su arquitectura y de su historia de vida.

Tristemente, Fernando se quedó en el campo de batalla de la terrible pandemia que asolo al mundo contemporáneo, a principios de la misma, en abril del 2020.

Cronología de lo sucedido según el Arq. Jordi Roig + sus magníficos dibujos (Una vida)

1983. Antonio Bonet da una conferencia en la ETSAB invitado por la catedra de Oriol Bohigas. Felipe Pidi Aguilera y yo nos presentamos unos días después en su estudio (Carrer Cavallers 76), en un semisótano alucinante. Solo el y un aparejador en el estudio. Nos atiende en su despacho, una mesa de mármol blanco más estanterías de obra, con algunas revistas y libros, un rincón a la entrada con sofás y las maquetas de las Torres de Plaza Castilla. Nos relata su vida, sus conocimientos arquitectónicos, su relación con Torres Clave, Sert, los grupos GATCPAC, Le Corbusier, Paris, Austral, su regreso…Se hace de noche, después de 3 o 4 horas alucinando…, alguien que había “tocado “a Le Corbusier.

1983-1984. Nos juntamos, nos encontramos Fernando Álvarez y yo en el despacho de ABC. Él había venido de Londres en 1982-1983; yo dibujaba proyectos reelaborados, torre de apartamentos en Rosas (Ampuriabrava), o Casa Farina en Buenos Aires (como un caracol). Nos juntábamos a estudiar las obras de ABC en su estudio. También apareció Jorge Nudelman, estudiante uruguayo, cinco años mayor que yo, exiliado del Uruguay en el 78 (Primero vivió en Suecia y luego en BCN hasta 1986). Jorge Nudelman, era amigo, buen amigo de Juanjo Lahuerta. Fernando y yo iniciamos un taller de historia “Adhonorem” en la ETSAB, para el estudio de ABC, maquetas y redibujos. Servirían luego para la 1ra Exposición en 1987 en la Galería CRC.

(5) Dibujos originales del Arq. Jordi Roig i Navarro- Barcelona – marzo de 2022
(a) Dibujos originales del Arq. Jordi Roig i Navarro- Barcelona – marzo de 2022

1985. Jordi egresado, trabajando media jornada en el estudio de ABC y la otra “buscándose la vida”. En lo de ABC no se pagaba nada, tal como pasaba en lo de Le Corbusier, así me lo notifico.

1987. Expo en Galería CRC. Textos de Fernando Álvarez, Jordi Roig, Jorge Nudelman, Antonio Pizza, el propio Bonet: “Relatos heroicos” y copia del texto careterológico de Rafael Alberti. Inauguración en BCN, junio de 1987, comida en el selecto Real Club de Tenis de BCN con Rafael Alberti, María Teresa León, Felipe Pich-Aguilar, su mujer Teresa Batlle, Fernando Álvarez, yo, mi mujer, María José Masnou, Ana María Martí y Victoria Bonet. Después en la Galería, “lectura poética de Rafael Alberti” sobre el carácter greco-romano de Antonio Bonet, épico…”

1989. Muerte de Bonet

1990. Intento de Exposición en COAC no aceptada por “no ser un arquitecto de moda” o que interese a la “inteligencia local”.

1994. Ana María Martí y Victoria Bonet herederas del archivo profesional del Bonet, lo ceden al COAC.

1995-1997. Catalogación por Fernando Álvarez y Jordi Roig.

1996. Libro sobre “La Ricarda”. Entramos en contacto con la familia Gomis, larga amistad y múltiples trabajos de restauración.

1999. Inauguración Exposición Antológica de ABC en el COAC; después Madrid, Zaragoza, Sevilla y Sud América. Ciudades de Argentina como Rosario, Buenos Aires, siempre Fernando. Santiago de Chile, La Paz y San Pablo, Jordi. En el ultimo viaje de la Expo se extravió entre Santiago y Mendoza. Les dijeron que el camión perdió varios bultos en el cruce de Los Andes…

¡¡¡Lo demás sería otra historia de pequeños acontecimientos, relatos vividos y amistad!!!

Fragmentos de unos soñadores impenitentes Edgardo C. Freysselinard (5) Dibujos originales del Arq. Jordi Roig i Navarro- Barcelona – marzo de 2022
(b) Dibujos originales del Arq. Jordi Roig i Navarro- Barcelona – marzo de 2022

“(…) Aún veo mi imagen en compañía de Faustine. Olvido que es una intrusa; un espectador no prevenido podría creerlas igualmente enamoradas y pendientes una de otra. Tal vez este parecer requiera la debilidad de mis ojos. De todos modos, consuela morir asistiendo a un resultado tan satisfactorio. Mi alma no ha pasado, aún, a la imagen; si no, yo habría muerto, habría dejado de ver (tal vez) a Faustine, para esta con ella en una visión que nadie recogerá. Al hombre que, basándose en este informe, invente una máquina capaz de reunir las presencias disgregadas, haré una súplica: Búsquenos a Faustine y a mí, hágame entrar en el cielo de la conciencia de Faustine. Será un acto piadoso…”.4

El recorrido de estos fragmentos superpuestos que vienen desde el pasado y se amalgaman con el presente, conforman una nueva trama a interpretar; ellos nos brindan destellos que vuelven a ponernos en el sedero seguro de lo eterno e inmutable. Los soñadores impenitentes de Victoria Bonet, Fernando Álvarez y Jordi Roig siguen alentando nuestro compromiso. Nosotros, los eternos caminantes, intentamos seguir su legado. El sendero marcado se percibe dentro de una ilusión sostenida. La vida nos alienta a nuevos desafíos. El océano interminable que separa las costas entre el norte y el sur, aparece en el mapa del corazón como una gran alfombra de un terciopelo suave, de un azul profundo, transitable; un intenso tapiz bordado, sin distancias. El recuerdo de los amigos y maestros nos acompaña y nos da ánimo a seguir adelante. Siento que, en estas pocas páginas, Fernando vuelve a hablar y eso es lo maravilloso. En la eternidad de las palabras, se seguirá escuchando. Su voz grave y su hablar amable y respetuoso con las frases, las metáforas y los giros idiomáticos. Quizás se le escape alguna de ellas en su catalán querido. La ciudad de Barcelona como refugio eterno; un lugar que lo abrazo para siempre y no lo soltó, haciéndolo suyo. En viejas fotos analógicas mías, lo veo reflejarse en los pasillos, en las aulas, en las escaleras, en su despacho o quizás en la biblioteca de la ETSAB- UPC que tanto amaba. Entre sus paredes blancas onduladas y sobre sus pisos terracota profundo, sigue caminado erguido. Siempre es hora para una nueva clase, para continuar la enseñanza de la arquitectura y de la teoría. De la buena, de la que trasciende y de la que nos atraviesa.

Según André Breton

“La obra de arte solo tiene valor cuando tiembla de reflejos del futuro”.

La herencia de la obra y el pensamiento del Arq. Antonio Bonet i Castellana vuelve a latir entre nosotros. Su arquitectura se sigue proyectando en infinitos reflejos de formas, líneas, materiales, volúmenes, detalles y colores, entre tantos ejemplos.

Hoy en el futuro, André Breton estaba en lo cierto: su arte brilla más que nunca.

Arq. Edgardo C. Freysselinard
Buenos Aires- Agosto de 2022

Referencias:

1. Palabras expresadas desde el recuerdo por su hija Victoria Bonet i Martí – Video de la entrevista de Teleproyecto- Arqs. Francisco Fasano. – Exposición del Arq. Antonio Bonet- BienalBA -Bienal de Arquitectura de Bs. As. – 1999

2. La Bienal de Arquitectura en Buenos Aires de 1999, traía muchas novedades y en especial, una exposición del Arquitecto catalán Antonio Bonet i Castellana, el cual residió en Argentina y Uruguay, durante su largo exilio, que comenzó a fines de los años treinta, con el estallido de la Guerra Civil Española; llegando a las costas del Rio de la Plata donde se instaló y trabajo con mucho éxito; regresando a su Barcelona natal a principios de los años sesenta, para quedarse. Esta muestra estaba realizada y curada por el arquitecto argentino Fernando Álvarez Prozorovich, residente desde hacía muchos años en Barcelona, profesor titular de la ETSAB- UPC y profesional independiente; junto a la hija del arquitecto homenajeado, Victoria Bonet i Martí, guardiana de su legado y comprometida con la arquitectura moderna en ambas orillas. En la elaboración de la misma en forma conjunta estuvo el arquitecto catalán Jordi Roig i Navarro; amigo y socio de Fernando desde la juventud hasta sus últimos días en 2020.

3. Bioy Casares, A. –“La invención de Morel” – Buenos Aires – Argentina- 1940

4. Vídeo brindado por el Arq. Jordi Roig i Navarro (marzo de 2022) – Entrevista a los arquitectos Fernando Álvarez Prozorovich y Jordi Roig i Navarro – Exposició “Arquitectura Desplaçada”- Canòdrom 00.00.00, CoNCA 2010 – (Consejo Nacional de la Cultura y de las Artes – CoNCA)- Barcelona -2010

Agradecimientos:

Al Arq. Jordi Roig I Navarro por su trabajo invaluable desde la memoria y el corazón; por la corrección de texto, dibujos magníficos ilustrativos y su desinteresada ayuda siempre en mis proyectos- Barcelona -España – 2022
Al Arq. Francisco Fasano de “Teleproyecto”, por su colaboración desinteresada- Alicante-España-2022

(Texto dedicado a los verdaderos lideres de esta historia: La Sra. Victoria Bonet i Martí, el Arq. Fernando Álvarez Prozorovich y el Arq. Jordi Roig i Navarro)

Edgardo C. Freysselinard
Edgardo C. Freysselinard
Es arquitecto de la Universidad de Buenos Aires y magister en “Historia, Arte, Arquitectura y Ciudad” por la ETSAB – Universidad Politécnica de Cataluña, España, bajo la tutela del arquitecto Josep Quetglas. Autor del libro “Fractales de la modernidad” (Bisman Ediciones, Buenos Aires, 2014, publicación galardonada con el premio francés Design&Design del mismo año, coautor junto al DG Albano García de “Ambientes de arquitectura- Fotografías de 50 estudios de Buenos Aires y sus protagonistas” (Bisman Ediciones, 2019) y en proceso de edición del libro “Swimming in the american way of life. El intenso tiempo de cambios en la ciudad de Mar del Plata a fines de los años 50”- (Bisman Ediciones – Buenos Aires, 2021). Escribe regularmente crónicas y críticas de arquitectura en prestigiosos medios especializados de la Argentina y del exterior, tanto físicos como digitales. Actualmente es Profesor Titular FADAU -UM – AR y Doctorando en Critica de la Arquitectura, de la Universidad Internacional de Barcelona - UIC -School of Architecture, cuyo director es el Dr. Arq. Guillem Carabí Bescós, profesor de la ETSAB- UPC y Crítico de Arquitectura.
ARTÍCULOS RELACIONADOS
ARTÍCULOS DEL AUTOR

1 COMENTARIO

0 0 votos
Article Rating
Suscribirse
Notificarme
guest
1 Comment
Los más recientes
Los más viejos Los más votados
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Juan Trabucco
Juan Trabucco
12 days ago

Muy bueno Chester! Me sentí navegando en tus temporalidades, entre estratos de intensidades por vos vividas. Gracias!

Espónsor

jung

arquitasa

logo_verea

Síguenos

21,076FansMe gusta
3,184SeguidoresSeguir
1,288SeguidoresSeguir
21,945SeguidoresSeguir

Promoción

jung

banner_asemas

ondulite

verea

COLUMNISTAS/AUTORES (lista parcial)

Foto del avatar
79 Publicaciones0 COMENTARIOS
Foto del avatar
52 Publicaciones0 COMENTARIOS
1
0
Nos encantaría conocer tu opinión, por favor comenta.x
()
x