Diálogos con el arquitecto Marcelo Ferraz. Acerca del Sesc de Pompeya y de Lina Bo Bardi | Luis Alberto Monge Calvo

Lina Bo Bardi y Marcelo Ferraz en el restaurante del Sesc Pompeya 1984. Fotografía de Sergio Gicovate

Diálogos con el arquitecto Marcelo Ferraz. Acerca del Sesc de Pompeya y de Lina Bo Bardi.

 “Correr riesgos, ser libre de frente a lo que la vida nos presenta, ante las decisiones y elecciones, con rigor y claridad de que se quiere lo mejor, así era trabajar con Lina.”

Ferraz, 2017

El arquitecto Marcelo Carvalho Ferraz colaboró con la arquitecta Lina Bo Bardi1 aproximadamente 15 años, principalmente en el proyecto del Sesc Pompeya2, en el que empezó siendo estudiante de arquitectura de último año de carrera, además dirigió el Instituto Lina Bo e P.M. Bardi de 1992 a 2001, estos 24 años al lado de la arquitecta y su trabajo, sumado al hecho de que ha escrito varios libros y artículos sobre la obra de Lina y sobre el Sesc en Pompeya, lo convierten sin duda en la persona más calificada para explicar el complejo arquitectónico y la particular visión de la arquitecta detrás de la obra. El presente diálogo fue documentado por el arquitecto Luis Alberto Monge Calvo el 28 de enero de 2018 en la ciudad de San Pablo, Brasil.

Afiche con el logotipo y diseño de Lina Bo Bardi 1982, propiedad de Ediciones Sesc

Al llegar al Sesc, ya Marcelo Ferraz espera en el restaurante, a pesar de que llegue antes de la hora fijada, y además me espera con un libro de regalo, por si no fuera suficiente el hecho de que se tomó la molestia de hacer de guía turístico en su único día libre de la semana, detalles que muestran la gran calidad humana y generosidad que tiene, valgan estas palabras en agradecimiento para su amabilidad y amistad.

He escuchado que cuando Lina y ustedes3 llegaron al predio en 1977 ya los vecinos realizaban de forma precaria actividades culturales y deportivas. Lina observa esta situación e intuye el camino a seguir, incluso se dice que exclamó: “Pienso que todo debería seguir bien, con toda esa alegría”.

Así es, el programa se había fusionado en un solo acto a partir del “espíritu del lugar”- afirma Ferraz mientras recuerda que Lina también dijo al llegar al terreno-

“Eso es lo que yo quiero; eso es lo que debemos mantener en nuestro futuro centro recreativo; nuestro programa está listo”.

Recuerda también que en 1982 se inauguraron los galpones industriales de la antigua fábrica, y en 1986 los pabellones deportivos en concreto. La temperamental arquitecta llego a referirse a este proyecto como “pequeña alegría en una triste ciudad”, además dijo que para ella la arquitectura era

“poder ver a un anciano o a un niño con un plato lleno de comida, atravesando elegantemente el espacio de nuestro restaurante en busca de un lugar para sentarse en una mesa colectiva”. (Ferraz, 2013)

Marcelo Ferraz con Andre Vainer y Lina Bo Bardi, 1986. Propiedad de Marcelo Ferraz.

Después de un rato el arquitecto se levanta de su silla en el restaurante del Sesc, mientras dice:

“¡Vamos!”

camina unos pasos y se detiene señalando una puerta a su izquierda mientras comenta

“La administración queda en la primera puerta por allá, pero estamos cambiando esta parte con una remodelación, sabes, desde que terminamos esto con Lina en 1986 para todo lo que quieren hacer aquí, nos llaman a mí y a André Vainer, somos los asesores desde entonces.”

¿Qué era este lugar antes de la intervención y cómo llega Lina al SESC?

Todo el lugar era una fábrica de unos hermanos alemanes (Mauser & Cia Ltda) que la construyeron en 1930, producían estañones de acero. Después cambió a fábrica de refrigeradores (Gelomatic). Hasta que se decide demoler todo para construir un centro de exposiciones, ya había un proyecto anterior de otro arquitecto, sin embargo, uno de los encargados decidió que no podían botar todo esto e invitó a Lina a hacer un nuevo proyecto para conservarlo. La estructura original que Lina descubrió en esta fábrica es patrimonio nacional fue hecha por uno de los pioneros del concreto armado de la técnica Hennenbique4.

Cargando un camión en la avenida principal de la fábrica. Fotografía de Hans Günter Flieg

En pocas palabras ¿Cómo describes el Sesc Pompeya?

Esta es una pequeña ciudad, es un espacio muy democrático, de dignidad, convivencia y respeto por excelencia.

¿Qué contiene el programa arquitectónico de la antigua fábrica?

Tiene biblioteca, teatro, talleres, consultorios y restaurantes entre otros, los muebles de madera fueron diseñados por Lina, y los acabados de los muros son todos en bruto. La biblioteca es gratis, pero no es para estudios o investigaciones, es más para placer que para informarse, tiene periódicos, revistas y juegos de mesa, además hay un teatro.

En el teatro hay espectáculos todos los días, y muchos días hasta dos veces, puede ser usado con las dos plateas o con una, pero con dos es más bonito. También, se hicieron galerías laterales inspiradas en los teatros isabelinos del siglo XVI. En los talleres se dan cursos de grabado, cerámica, tejidos, fotografía y otros, las paredes son bajas para facilitar la comunicación, todo en estos espacios con paredes de block sisado, Lina decía que era un homenaje a Aldo van Eyck (1918 – 1999) y su pabellón de esculturas Sonsbeek (1956).

Marcelo Ferraz en el Sesc Pompeya. Fotografía de Luis Alberto Monge, 2018

“¡Aquí está el Monstruo!”

exclama mientras el edificio principal del Sesc Pompeya se puede ver por primera vez desde la entrada al complejo. Señalando a una terraza de madera, indica

“Esta es la playa de los paulistas, como no tenemos playa en la ciudad tenemos esto, aquí pasa un pequeño canal de agua por debajo, esto es por lo que el edificio se separa en dos partes y lo comunican los puentes.”

Realmente el edificio es magnífico, no en balde es considerada la obra más importante de Lina Bo Bardi.

Ingreso a la biblioteca en la antigua fábrica. Fotografía de Luis Alberto Monge, 2018

¿Cómo funciona el edificio de hormigón, qué tiene cada uno de los tres volúmenes?

Aquí viene la gente -señalando al edificio más esbelto- se cambian y cruzan por los puentes al otro lado para ir a las canchas, de basquetbol, fútbol, judo, karate, o a la piscina, allí hay áreas para ancianos, para niños y en general para todos, es un espacio de convivencia.

Dos pisos del lado de los vestidores son la altura de un piso del otro lado donde están las áreas deportivas. Toda la estructura principal es de 30 x 40 postensada apoyada en los muros sin columnas. Lina decidió mostrar cómo funciona la estructura en algunas partes, para que la gente pudiera leer el funcionamiento de la estructura.

Boceto Original de Lina Bo Bardi. Propiedad de la Instituto Lina Bo e P.M. Bardi.

En vez de la chimenea de la fábrica que se había demolido, se construyó una torre de 70 metros de altura que es el almacén de agua y la construimos un metro al día, en la torre el encofrado es levemente cónico, y se superponen una sobre la otra y al fondo metíamos tela que dejaba la rebaba (del concreto) como un encaje. Lina decía que este acabado era un homenaje a Luis Barragán (1902 – 1988), y a las torres de la Ciudad Satélite (1958) en México.

Sesc Pompeya. Fotografía de Luis Alberto Monge, 2018

¿Cuál es la historia de la forma de estas ventanas irregulares en el volumen de las áreas deportivas?

Lina decidió cambiar la forma de las ventanas cuadradas por huecos al estilo de las cuevas, y funcionan, lo interesante es que es un encuadre de la vista, pues desde cada uno de los huecos se tiene una visión diferente de la ciudad. Como tiene ventanas a ambos lados hay ventilación cruzada, así que no necesita aire acondicionado.

Puentes del Sesc Pompeya. Fotografía de Luis Alberto Monge, 2018

“Bajemos por las escaleras es una vista muy bonita.”

Dice Ferraz mientras recuerda como fue trabajar con Lina

“Trabaje con Lina en esta obra por nueve años, empecé de 22 años y trabaje con ella hasta su muerte, participe en todas sus obras durante ese tiempo, ella era muy polémica, explosiva, vibrante, era libre y una gran humanista.”

Al bajar las ultimas gradas exclama:

“¡Este es Sesc Pompeya!” 

Sesc Pompeya. Fotografía de Luis Alberto Monge, 2018

Así fue como cobró vida la historia de cómo Lina ya entrada en años y dos jóvenes estudiantes de arquitectura Vainer y Ferraz, desarrollan un proyecto social que por un lado rescata las estructuras industriales de valor patrimonial, y por otro construyen un proyecto nuevo de concreto tan expresionista como si perteneciera a la película Fritz Lang. Para unir ambas intervenciones Lina convirtió la calle por la que entraban los camiones a la fábrica, en una vibrante avenida peatonal, creando así el eje principal de esta ciudadela llamada Sesc Pompeya.

Sesc Pompeya. Fotografía de Luis Alberto Monge, 2018

Marcelo Carvalho Ferraz (1955) es arquitecto formado en la FAU-USP en 1978, fue colaborador de Lina Bo Bardi de 1977 hasta 1992. Es socio fundador de la oficina Brasil Arquitectura junto con Francisco Fanucci, oficina de arquitectura que ya cumplió 40 años de trabajar por todo el país, entre sus proyectos están: el Museo Rodin Bahia; el Museo del Pan, en Ilópolis; y la Plaza de las Artes, en São Paulo, ganadora del Premio APCA 2013 y del Icon Awards como Edificio del Año 2013. Desde el 2006 es profesor en la Escola da Cidades. Autor de varios libros como Arquitectura Rural en la Serra da Mantiqueira y Arquitectura Conversable. (Rodrigues & Caldeira, 2005).

Bibliografía

Ferraz, M. (2013). Sesc Pompéia. Uruguay: Facultad de arquitectura.
Ferraz, M. (28 de Setiembre de 2017) Obtenido de Minha experiência com Lina: archtrends.com/
Ferraz, Marcelo Carvalho & Vainer, André (2015). Cidadela da libertade: Lina Bo Bardi e o SESC Pompeia. Sao Paulo, Brasil: SESC Sao Paulo.
Ferraz, Marcelo Carvalho. (2014). Arquitetura conversável. Rio de Janeiro, Brasil: Beco do Azougue.
Rodrigues, C., & Caldeira, V. (2005). Fanucci, Francisco, Marcelo Ferraz: Brasil Arquitectura. San Pablo: Cosac Naify.

Luis Alberto Monge Calvo

Arquitecto por la Universidad Autónoma de Centro América, Magíster en Arquitectura de la Universidad Católica de Chile. Posee estudios de posgrado en Urbanismo de la Universidade Federal do Rio de Janeiro. Posee Certificación Profesional, y es miembro de la Asociación Costarricense de Profesionales en Arquitectura.

Trabaja en la Dirección de Arquitectura e Ingeniería de la Caja Costarricense del Seguro Social y es Coordinador de la Comisión de Investigación del CACR. También es profesor universitario e investigador en Arquitectura para la Universidad Internacional de las Américas, y es representante nacional en Smart Urbanization del H2020 de la Comisión Europea.

Ha sido Becario de la Red de entrenamiento universitario para el desarrollo urbano sostenible de la Unión Europea, e Investigador asociado en el Concurso Nacional de Proyectos FONDECYT Chile, profesor invitado Instituto Tecnológico de Monterrey, México. Árbitro evaluador externo de la Universidad de los Andes; Colombia. Ha escrito cuatro libros, ha sido editor de cuatro más y ha publicado decenas de artículos de investigación y profesionales en revistas de Latinoamérica.

follow me

Arquivado en: artigos,

Tags: , , , , , , , , , , , , ,