La ciudad perdida. Documental sobre la ciudad de Vigo

El vanguardismo arquitectónico practicado a principios del siglo veinte en la ciudad de Vigo da testimonio del dinamismo y receptividad de un urbe que empezaba en aquel momento a realizar su despegue industrial. De aquella, muchas empresas optaron por el cambio en los conceptos arquitéctónicos hasta entonces tradicionales de sus fábricas. El empleo de nuevos materiales en la construcción y la pureza en las formas, se fueron imponiendo gracias la gripe del vanguardismo arquitectónico europeo.

Así, la tradición de la arquitectura industrial en Vigo siguió la evolución –a las más de las veces con detalles propios-, del que iban siendo las discusiones desarrolladas en Europa alrededor del que si concebía como una nueva rama de la arquitectura: la industrial.

Discusión fundamentalmente articulada por el movimiento moderno, Vigo recogió la huella visible de las tesises de Walter Gropius y de la Bauhaus, tanto en edificios de viviendas como en arquitectura industrial. La particular estética de la ciudad, con sus grandes superficies fabriles sin ornamentación y el empleo constante del hormigón armado, no sólo guardan la personalidad propia que ha alcanzado Vigo, sino también parte de la memoria arquitectónica industrial colectiva.

El racionalismo –[incluido] dentro de la arquitectura moderna-, que durante más de cuarenta años fue la dominante europea y que creó escuela también en los Estados Unidos, tuvo su reflejo en Galicia en la ciudad más nueva y la que acogía a un mayor número de gente. Vigo, que precisó tanto del funcional, apenas verla hoy por la historia de esta arquitectura y es fácil encontrarse con impresionantes edificios en ruinas que tienen por destino la demolición. En concreto, el objeto de este documental es poner en valor dos de estos edificios. Una ciudad como la olívica, para la que la arquitectura industrial es uno de los más claros componentes de suya fisonomía, debería ser consciente de este patrimonio y desentrañar el valor histórico y artístico de sus edificios:

La Panificadora o Fábrica de Harinas es un ejemplo de arquitectura industrial único en Galicia. Ergueito su impresionante perfil en el centro de la ciudad, su aspecto mudará en breve porque sólo si respetarán –la esto [sí] obligación la ley- la chimenea y los silos. La fábrica de almacenamiento de Santa Clara, cronologicamente posterior, es el ejemplo de las tesises racionalistas que articularon en los años veinte la arquitectura industrial y que aún hoy no tuvieron parangón en ninguna otra corriente arquitectónica. El futuro inmediato de esta fábrica es, así mismo, la demolición.

Las opciones que si sugieren en el documental son pues la recuperación de estos edificios como parte del patrimonio histórico de Vigo, y la rehabilitación y restauración como reflejo de la madurez de su propia sociedad.

veredes Administrator

Búsqueda para satisfacer el conocimiento de la actividad arquitectónica y tangentes que se generan. La idea es crear un espacio para divulgar los diversos proyectos en busca de nueva inspiración y de intercambio.

follow me

Archivado en: tv

Tags: , , , , , ,