Galescola de 5 unidades en Cotobade | XL arquitectos

La Galescola, situada en un entorno rural en el ayuntamiento de Cotobade, es una escuela infantil concebida como una edificación de planta baja, desarrollada en forma anular alrededor de un patio central, discreta y sobria en el que destacan cinco cubos de madera que albergan las aulas como elementos principales del proyecto.

El lugar
El ámbito escogido para la construcción de la Galescola forma parte del complejo escolar existente en la parroquia de Tenorio. Está situado en un entorno de carácter rural en el que predominan los prados, huertas, pequeñas viviendas unifamiliares y un pequeño bosque.

El equipamiento

Una escuela infantil es un centro de atención a la infancia con una doble función: educativa y asistencial, prestando un gran servicio social que cubre las necesidades de conciliación de la vida laboral y familiar. Es el lugar de transición entre el entorno familiar y la vida en sociedad, donde los niños complementan y amplían la educación dada por sus familias.

El proyecto
La idea principal es conseguir que los niños hagan suyo el edificio, que lo sientan como su segunda casa. Es aquí donde empiezan a desarrollar el concepto de independencia, se relacionan unos con otros, se forma el respeto hacia los demás, comparten sensaciones, investigan, curiosean, crean, imaginan…

Se propone un edificio en planta baja, desarrollado en forma anular alrededor de un patio central, de fácil percepción y control interno que garantice la seguridad de los niños pero a su vez se proyecta como un lugar agradable, divertido y alegre con espacios ricos en percepciones sensibles. Un lugar con multitud de ambientes. Grandes y pequeños, abiertos y cerrados, altos y bajos, blandos y duros. Un lugar con pocas restricciones para los niños para que se fomente la curiosidad y la orientación.

Las aulas se conciben como las piezas principales del proyecto, el origen del edificio y sobre las que se estructura y organiza el edificio. Exteriormente se materializan como cinco “cubos” de madera de cedro orientadas al sur y con vistas hacia las montañas que se maclan mediante un volumen blanco más bajo de carácter horizontal que alberga los otros usos de la Galescola. Estos cubos, se disponen paralelos entre sí y ligeramente desplazados unos respecto a los otros para adaptarse a la parcela, dando lugar a un perfil quebrado.

Las aulas se disponen según edades, situando el aula de bebés (0-1 años) más próxima al vestíbulo y a la zona de profesores con posibilidad de independizarla del resto, ya que se entiende que los niños de esta edad llevan un ritmo diferente al resto.

Cada una de las aulas se identifica con un color diferente. Está dividida en tres zonas, un aseo que es como otro cubo dentro del propio cubo que configura el aula, una zona de descanso más baja y cerrada que el aula para darle un carácter más íntimo, y finalmente la zona de juegos o gateo más alta, luminosa y diáfana, con salida directa al patio propio de cada aula a través de una pequeña zona cubierta de transición.

El acceso desde el interior a todas las aulas, se realiza a través de la galería de juegos  que se entiende como un espacio que funciona tanto como corredor de comunicación como de espacio de juego interior volcado visualmente al patio central. El perfil quebrado que forman las aulas y el color diferente de cada una da lugar a una galería de juegos más rica espacialmente, al abandonar la estructura de corredor lineal.

En cuanto a los espacios exteriores, como se ha dicho anteriormente, son fundamentales en este proyecto. Se deben entender como un espacio más.

El patio central es un espacio exterior parcialmente cubierto que relaciona visualmente las diferentes zonas del edificio, creando una imagen global de la Galescola, como si fuese un único espacio. Está caracterizado por los muros de hormigón, las grandes cristaleras y un arenero. La zona más próxima al aula de usos múltiples se cubre con una estructura ligera y diáfana de vigas de madera y paneles de policarbonato para ampliar la zona de juegos en los días de lluvia.

Hacia el sur se sitúan los patios de cada aula que poseen un carácter abierto y se relacionan con el espacio exterior inmediato a través de un cierre permeable. Estos patios tienen dos zonas diferenciadas, la zona de juegos con césped más próxima al aula, y una zona de huerta más próxima al muro de cierre en el que se dispone un cerezo.

El patio lateral situado en la zona este del edificio, es un patio más amplio en el que se sitúan los juegos y otro arenero estando directamente comunicado con la sala multiusos. Su relación con el exterior es como la de los patios de aulas, a través de un cierre que permita una comunicación visual evitando así el aislamiento de los niños.

Hacia el oeste se sitúa el jardín de entrada actuando como filtro entre la calle y el acceso al edificio. Un atrio cubierto actúa como prolongación del vestíbulo interior y permite esperar a los padres protegidos de la lluvia.

El color es otro elemento fundamental en el proyecto. En el exterior se juega de una manera controlada con el color natural de la madera de cedro para destacar los volúmenes de las aulas como elementos principales del proyecto respecto del resto del edificio que se pinta de color blanco o se deja el hormigón visto en el patio central. Las carpinterías exteriores lacadas en un gris oscuro dan unidad a todo el conjunto exterior. En el interior, cada aula se identifica con un color diferente reflejándose en la pequeña caja del aseo y en la carpintería interior. El resto de paramentos  se tratan con colores neutros: blancos, grises y beige.

Obra: Galescola para atención a la infancia de 5 unidades.
Autores: Xavier Pousa Arbones + Lara Leal Fernández  (XL arquitectos)
Colaboradores: Ana Fernández Fernández (arquitecta), Jonathan Comesaña Gesteira (delineante), Juan Montenegro Pérez (ingeniero)
Promotor: Consorcio Galego de Servizos de Igualdade e Benestar.
Contratista: UTE Movexvial-Hidromiño
Año: 2009
Emplazamiento: Lugar de Lérez, parroquia de Tenorio, Cotobade. Pontevedra. Galicia. España
Fotografías: Xavier Pousa Arbones

Obra: Galescola para atención a la infancia de 5 unidades.

Autores: Xavier Pousa Arbones + Lara Leal Fernández(XL arquitectos)

Colaboradores: Ana Fernández Fernández(arquitecta)

Jonathan Comesaña Gesteira (delineante)

Juan Montenegro Pérez (ingeniero)

Promotor: Consorcio Galego de Servizos de Igualdade e Benestar.

Contratista: UTE Movexvial-Hidromiño

Año: 2009

Emplazamiento: Lugar de Lérez, parroquia de Tenorio, Cotobade .Pontevedra. Galicia. España

Fotografías: Xavier Pousa Arbones

+ Premios
Obra ganadora del concurso para la elaboración del proyecto y la ejecución de la obra de una Galescola situada en el lugar de Lérez, parroquia de Tenorio, ayuntamiento de Cotobade promovido por el Consorcio Galego de Servizos de Igualdade e Benestar.

veredes Administrator

Búsqueda para satisfacer el conocimiento de la actividad arquitectónica y tangentes que se generan. La idea es crear un espacio para divulgar los diversos proyectos en busca de nueva inspiración y de intercambio.

follow me

Archivado en: arquitectura, equipamiento docente, obras

Tags: , , , , , , , , ,