¿De verdad no conoces a Fray Coello de Portugal? | Manuel López Carregal

5 (100%) 1 vote

Si en una conversación sobre Arquitectura surgiese el nombre de Francisco Coello de Portugal ¿Cómo os quedaríais? Si además el que lo nombra adorna con cara de admiración y regocijo este momento ¿Cómo os quedaríais? Yo me quedé callado. No sabía quién era ni tampoco cómo había entrado en la conversación. Mi perplejidad, lejos de pasar desapercibida, se evidenció de tal manera que el arquitecto con el que estaba hablando me reprochó: “¿de verdad no conoces a Fray Coello de Portugal?” De nuevo me quedé callado; y con más interés que resignación, acepté mi nueva posición en la conversación: oyente… No sé cuantos podríais asociar este nombre con el campo de la Arquitectura, con el  movimiento moderno o con Félix Candela; pero sí, está relacionado. Resulta que Fray Coello de Portugal tuvo una carrera destacable como arquitecto, una carrera condicionada por otra decisión vital, era Dominico.

Francisco Coello de Portugal nace en Jaén en 1926; en 1934 estudia en el colegio de los Padres Agustinos, por estas fechas su intención era ser ingeniero de caminos como lo había sido su tío, Pepe Acuña. En 1943 le llega el momento de elegir su propio camino y gracias en gran parte a su cuñado,  un ingeniero naval muy vinculado a la Arquitectura, se decide por una carrera, a su parecer, mucho más humana: en 1953 obtiene el titulo de arquitecto. Un año más tarde retoma una vocación relegada al letargo durante años: ingresa en la orden de los Dominicos.

Tras muchas dudas que durante un tiempo le provocaron importantes luchas internas decide renunciar a su profesión de arquitecto. Sin embargo, su Maestro de Novicios, sabedor de su “vocación paralela” y de la tristeza que le había supuesto abandonarla, empieza a encargarle pequeños trabajos, como la decoración de una capilla o diseños de muebles como una mesa-pupitre.

El estreno de Fray Coello en la arquitectura parecía alejarse, hasta que el Padre Aniceto Fernández le propuso que, una vez terminado el noviciado, se encargase de una obra que empezaba a llevarse a cabo en La Virgen del Camino [León]. Se trataba de un seminario menor y un convento para los Padres Dominicos. La proposición fue muy bien acogida por el arquitecto, consciente de que estaba ante una oportunidad de poner en práctica todo aquello que había estudiado; aunque ajeno, a su vez, de que en realidad lo que le aguardaba era un destino mejor, puesto que llevando la dirección de obra de este proyecto le surgiría la posibilidad de hacerse cargo del nuevo santuario de La Virgen del Camino, y aquí apareció su primera, y para muchos, mejor obra.

La Virgen del Camino

La Virgen del Camino, como señaló su propio autor, surgió del afán de crear algo “…verdaderamente moderno, una caja donde guardar el antiguo retablo, un templo para un retablo…”; ideas potentes si se tiene en cuenta la posición de la Iglesia, su clero y por tanto, su arquitectura, en 1955. De hecho, el propio Fray Coello cuenta que cuando vieron la obra le aconsejaron poner mármoles ya que el templo estaba quedando “algo pobre”. Para fortuna de la Arquitectura hizo oídos sordos a esta indicación realizando un templo verdaderamente arriesgado y moderno: planta libre, campanil exento de 52 metros de alto con un altar al aire libre, cubierta plana, estructura metálica en la pérgola que urbaniza el conjunto y una marcada racionalidad.

Después de este brillante punto de partida, realizó unas cuantas obras más que merecerían ser destacadas dentro de lo que debe considerarse, en mi opinión, una producción arquitectónica de un nivel muy elevado. Soluciones ingeniosas en edificios realmente sugerentes forman un resultado que sorteó, holgadamente, la importante limitación de medios con la que trabajó el autor. Juzgadlo vosotros mismos:

1962/64 Monasterio de Santa Inés [Zaragoza], 1964/66 Centro Experimental de Promoción Social [Madrid], 1962/65 Colegio Santo Domingo de Guzmán [Palencia],   1964/68 Colegio de los Sagrados Corazones [Cantabria], 1962/64 Colegio y centro de formación San Martín de Porres  [Granada],  1965/68 Colegio Nuestra Señora de la Paz [Cantabria], 1966/68 Monasterio de Santa Catalina de Siena  [Madrid], 1967/70_Colegio Santa Rosa de Lima [Tenerife].

Manuel Lopez Carregal. arquitecto
oviedo. mayo 2010

P.D. Este artículo no pretende un análisis minucioso de la obra y la vida de Fray Coello; solo pretende evitar que en cualquier conversación  de Arquitectura se llegue a la pregunta “¿DE VERDAD NO CONOCES A FRAY COELLO DE PORTUGAL?”

Bibliografía:
– Fray Coello de Portugal: Dominico y Arquitecto. Esteban Fernández Cobian
– Una entrevista abierta. Entrevistas con el arquitecto Eduardo Delgado Orusco.
-Fray Coello de Portugal: la arquitectura, un espacio para el hombre. ETSA Navarra. Lecciones /documentos de arquitectura.

Archivado en: artículos, Manuel L. Carregal

Tags: , , , , , , , ,