Tímidos de cabeza dura | entrelociertoyloverdadero

La lectura de “Cuando las Catedrales eran blancas” de Le Corbusier tiene la gran virtud de hacernos revivir las críticas que se hicieron en esos tiempos (1935) y aún hasta después de la guerra, al modelo de desarrollo urbano norteamericano, permitiéndonos ver mejor lo que de ellas sigue vigente hoy. Y lo primero que puede sorprender es que ese tipo de críticas, tan comunes hasta bien entrados los sesenta, hayan desaparecido casi totalmente.

En ese ocultamiento tuvo una palabra muy fuerte la revisión posmodernista con sus diferentes secuelas, pero también el progresivo desprestigio de la crítica de raíz marxista, claramente ideológica y alejada de lo disciplinario. Se buscaba un acercamiento a lo urbano más objetivo, más inspirado en consideraciones técnicas y por ello mismo a cierta distancia de las de tipo político. Esto terminó devaluando la crítica a la expansión urbana como consecuencia del individualismo exacerbado, de la quimera de la soledad como escribe Corbu, rasgo del modo norteamericano de vivir la ciudad que necesariamente echa algunas raíces en el modelo capitalista. Aparte de eso, se fueron desarrollando aproximaciones al Diseño Urbano que se acercaban al grano fino de la ciudad y se alejaban de la visión que pudiéramos llamar utópica, o al menos, “ideal”, multiplicándose, repito, los aportes técnicos así como las experiencias concretas, que en el caso norteamericano se ubicaron sobre todo en las ciudades de la Costa Este.

Las impresionantes barreras contra inundaciones en el río Támesis, cerca de Londres | oscartenreiro.com

Y por supuesto, en las últimas tres décadas irrumpe poderosamente el aporte europeo, importante suma de experiencias que han llenado la escena y dejado atrás la etapa de denuncias o de diagnóstico para centrarse en la acción.

[...]

Óscar Tenreiro

+ artículo publicado en entre lo cierto y lo verdadero

Archivado en: capturas, ensayo

Tags: , , , , , , , , ,

  • http://www.facebook.com/people/Ve-Redes/100000442669613 Ve Redes

    “Un panorama que nos devuelve a los tiempos en los que Corbusier hizo sus
    críticas. Hay timidez, ciertamente, y también cabeza dura.”
    Óscar Tenreiro