Not Tested on Interns | n+1

Llamaba la atención la semana pasada un artículo publicado en Dezeen en el que Sou Fujimoto definía el sistema de trabajadores no pagados –y por tanto, explotados- como “nice”. Simpático, divertido o “bueno” (En una acepción algo simplificada del ingles que corresponde mas a “good” y que anula ese componente lúdico-festivo (y en este caso impresentable) que conlleva el “nice”).

Analicemos el asunto.

Imagen del libro de Aleix Saló “Simiocracia”. Un “trabajador” (esclavo) de un “estudio” (galera) de arquitectura | nmas1.wordpress.com

Se extendía Mr. Foujimoto –entrando ya en un jardín ético más agreste que el Amazonas- en una serie de consideraciones, dignas de quien no tiene los pies en el suelo de la realidad o está dotado de una cara más ancha que su espalda, en las que nos confiaba el descubrimiento de un debate –y cito- “sobre si trabajar gratis es bueno o malo”, debate este más propio de un suburbio dickensiano del siglo XVIII o de una estructura feudal salida de Game of Thrones, espadón en mano.

Llegaba su –kafkiana- irrealidad al extremo de descubrir la competencia desleal…. pero por el extremo inverso-plañidera, cuando afirmaba -quejándose sin empacho- que de tener que pagar a los esclavos para que pasaran a ser trabajadores (No con estas palabras, por supuesto) podría tener muchos menos y no podría por tanto “ofrecer tal oportunidad para los estudiantes o los jóvenes de ganar experiencia en arquitectura”.

Valiente oportunidad, el aprendizaje de un sistema corrupto y explotador.

[...]

José María Echarte

+ artículo publicado en n+1

Archivado en: capturas, ensayo

Tags: , , , , , , , , ,