Mándalos a la mierda | descartemoselrevolver

Llevaba una semana bastante buena, sin sobresaltos. Me levantaba y no tenía resaca. El Atlético había apeado al Sevilla en la Copa. El bar de siempre tenía un camarero nuevo que servía unos gintonics simples del todo y casi perfectos. En fin. Esto no podía durar demasiado, claro. No duró. El jueves hubo una junta de vecinos que se eternizó dos horas y media. Me estaba meando casi desde que empezó, pero aguanté. No sé por qué, lo importante siempre pasa cuando vas al baño, o cuando sales a fumar, o cuando das una cabezada. Al final se aprobó por mayoría el pago de una derrama descomunal, y cuando se me ocurrió protestar, alguien dijo que si no estaba contento mejor era que me fuese a casa, a escribir mis chorradas, textualmente. Es justo lo que hice, pero después de realizar una parada técnica en el bar, donde el camarero nuevo me sirvió un gitónic de los que ya casi no quedan. A menos que quieras beber no tanto una copa de verdad, de esas que te dan aplomo, como un canto de sirena con fresas o pepinillos. El primer trago me zarandeó. Con el segundo gané perspectiva. Después del tercero me pareció que mi vecino tenía razón: escribía chorradas.

Patti Smith | descartemoselrevolver.com

Me gusta esa gente que no está dispuesta a aguantar tonterías fácilmente y te manda a la mierda a la primera, para que escribas allí tu bazofia.

[...]

Juan Tallón

+ artículo publicado en Descartemos el revolver

Archivado en: capturas, ensayo

Tags: , , , , ,