La simpatía en construcción social | ¡VivalaCrítica!

La simpatía en construcción social | ¡VivalaCrítica!

Es mucho más fácil tener la simpatía con el sufrimiento, que tener simpatía con el pensamiento

Óscar Wilde

La simpatía es uno de los ingredientes principales requeridos para crear buena arquitectura, pero más aún, es lograr como buenos profesionales, tener esta simpatía incrustada en el pensamiento. Es algo extraño en sí, pero si un arquitecto no logra tener un nivel de simpatía, o empatía incluso, con su proyecto, su usuario y su entorno, ésta sólo reflejará una escenografía de banalidades sin mucho valor arquitectónico, poco contenido y sobretodo difícilmente habitable. Sí, es difícil lograr esta simpatía con otras personas y uno podría pensar que cuando se tratase de una arquitectura de construcción social sería más fácil llegar a tener simpatía con el sufrimiento de la gente que vive en necesidad o en pobreza.  Sin embargo, esta difícil tarea se ve cada vez menos reflejada en la obra del arquitecto. Ello se deberá acaso al hecho de que en nuestra economía la caridad ya no es sólo la naturaleza de algunos buenos hombres aquí y allá, sino también constituyente básico de nuestra economía, por lo tanto esta no sólo se ha convertido en la principal precursora de nuestra economía, sino también de nuestra arquitectura.

Si recordáramos el exhaustivo análisis de Slavoj Zizek en el video First as tragedy, then as farce, en donde ha profundizado sobre este tema y manifiesta cómo nuestra sociedad se ha moldeado drásticamente a estos parámetros  -“Aquí es, consumo, tu compras, especulas y así sucesivamente, luego, por encima de esto viene lo que haces por la sociedad[1] - podríamos recalcar cómo en el capitalismo de hoy en día (post 1968) la tendencia es traer dos dimensiones juntas, el hecho de comprar y el deber del anticonsumismo.

[...]

Alfredo Salgado Ferrer

+ artículo publicado en ¡Viva la Crítica!

Archivado en: capturas, ensayo

Tags: , , , , , , , , , , ,