Entrevista a Jose María Ezquiaga | vitruvius

José Mª Ezquiaga es considerado uno de los urbanistas más respetados y activos de España, responsable de decenas de proyectos urbanísticos en varios países. El principal objetivo de esta entrevista es analizar los fundamentos teóricos de las recientes transformaciones urbanas que se han producido en España y discutir las posibilidades de diseño urbano en el actual escenario global.

José María Ezquiaga en la Bienal Iberoamericana de Urbanismo Medellín Colombia 2010 | vitruvius.es

Leandro Medrano/Manoel Doval: En la ponencia del año 2009 “Luces y sombras. Bloque abierto versus manzana cerrada. Un ejemplo de viviendas bioclimáticas en Torrejón de Ardoz (Madrid), Flavio Celis D’amico, Fernando Casa Martín y Ernesto Echeverría valiente, apoyan sus argumentaciones en dos artículos tuyos, uno de 2006 «El porvenir de una ilusión. Elementos para una nueva cultura urbanística” y otro de 1987 «El proyecto de alojamiento: criterios de diseño». En ese escrito se hace una crítica de la tipología de manzana cerrada o semicerrada, implantadas mayoritariamente a partir de los desarrollos urbanos de los años 90 y 2000, y la crítica que se realiza no se hace por razones de calidad del espacio urbano público resultante, o por el espacio libre interior privado o semiprivado, sino por cuestiones relacionadas con la sostenibilidad, como el soleamiento o la ventilación de las viviendas, y parecen defender los bloques abiertos paralelos buscando la mejor orientación, al margen de la ciudad resultante. ¿Cómo se pueden compatibilizar en los nuevos desarrollos urbanos los criterios climáticos con la construcción de la ciudad?

Jose María Ezquiaga: El elemento clave es la tipología edificatoria. Creo que desde unas intenciones de naturaleza bioclimática hay un sustrato. Ese sustrato debe ser modificado justamente a partir de una lectura urbana según la cual no todos los puntos son idénticos. La ciudad nunca es isotrópica, nunca es uniforme, nunca tiene la misma cualidad en cada esquina. En la ciudad histórica cada esquina tiene un valor distinto, una formalidad distinta, no es una organización puramente basada en el factor climático, del sol, etc. El movimiento moderno más ortodoxo, resuelve bien uno de los requerimientos, pero hay que ver de qué manera resuelve también otros. Creo que es compatible combinar las dos cosas. Imaginemos que tenemos los bloques perpendiculares a la calle, buscando el sol, y que estos bloques están, sin embargo, atados en la planta baja por un zócalo comercial, lo cual le da al edificio una escala de calle. No es lo mismo que el espacio entre los bloques sea un espacio sin ninguna cualidad, tipo aparcamiento, a que esté conectado con un parque trasero, con un gran parque, por ejemplo, cuyos dedos se van incorporando, como el guante a la mano, en relación a los bloques. El sustrato bioclimático es el más esencial, pero tiene que modelarse, transformarse, a su vez, según los significados urbanos de cada sitio. Esto es lo que, desde que el mundo es mundo, han hecho los buenos urbanistas, incluso sin ser conscientes, cuando se han encontrado con la topografía. Por ejemplo, romanos y españoles exportaban modelos de cuadrícula en América Latina, en las ciudades de fundación o campamentos romanos, pero cuando se encontraban un obstáculo natural, este modificaba la cuadrícula, a la cual se adaptaba. Ese obstáculo podía ser un río, una colina, etc., y aportaba una cualidad distinta. Otro ejemplo: San Francisco no es una cuadrícula sórdida. La topografía le da una tercera dimensión y una cualidad interesante a la cuadrícula. Manhattan tampoco es la pura cuadrícula de una isla, pues tuvieron la inteligencia y la sensibilidad de mantener Broadway. Y de pronto salen muchas esquinas. Cada una de esas esquinas es un acontecimiento.

[...]

Leandro Medrano+Manoel Doval

+ artículo publicado en vitruvius

Archivado en: arquitectos, capturas, entrevistas

Tags: , , , , , ,

  • http://www.facebook.com/people/Ve-Redes/100000442669613 Ve Redes

    Ezquiaga es el ganador del máximo premio de Urbanismo Europeo 2012
    El Proyecto Madrid Centro ha sido galardonado con el primer Premio
    Europeo de Planificación Urbana y Regional en su novena edición. Estos
    prestigiosos galardones, máximo reconocimiento europeo en materia de
    urbanismo, se celebran cada dos años y están organizados por el Consejo
    Europeo de Urbanistas y el Comité de las Regiones de la Unión Europea
    2012.

    Este premio reconoce la innovación del
    proyecto y la mejora que ha supuesto en la calidad de vida de los
    ciudadanos tanto desde el punto de vista social como en el económico,
    cultural y ambiental.

    Los organizadores
    pretenden, además, promover las ideas del Consejo Europeo de Urbanistas,
    expresadas en la Nueva Carta de Atenas 2003, para crear y desarrollar
    condiciones favorables al desarrollo sostenible. En la convocatoria, que
    valora también las ventajas de la participación de todos los agentes
    sociales en los procesos de planificación urbana, se han otorgado
    menciones a otros tres proyectos europeos.

    El
    Proyecto Madrid Centro, promovido por el Ayuntamiento de Madrid a través
    del Área de Urbanismo y Vivienda, es el resultado documental de un
    trabajo realizado por un equipo multidisciplinar, dirigido por el
    arquitecto y urbanista José María Ezquiaga, del que han formado parte
    también, entre otros, Juan Herreros o Salvador Pérez Arroyo, y en el que
    han colaborado técnicamente las áreas de gobierno y juntas de distrito,
    expertos universitarios, instituciones o corporaciones profesionales.
    En palabras del jurado, “el proyecto demuestra una estrategia
    convincente de regeneración urbana”, y valora especialmente el
    tratamiento de las cuestiones de escala, “dado que el trabajo aborda
    desde la problemática del cambio climático hasta el funcionamiento de un
    centro metropolitano”.

    Banco de ideas

    Los
    cuatro volúmenes que componen el detallado trabajo que constituye el
    Proyecto Madrid Centro, suponen un gran banco de ideas que aporta una
    visión estratégica del centro, especifica metas y valores a alcanzar, y
    plantea posibles herramientas e intervenciones. Su planteamiento de
    actuación está basado en un enfoque integrado de las políticas urbanas
    que involucran a las distintas áreas y departamentos de la
    administración municipal.

    Su ámbito
    territorial abarca el espacio delimitado por la Calle 30 en el este, sur
    y oeste, y por el eje de Sinesio Delgado y la calle Mateo Inurria en el
    norte, es decir, el territorio que constituyó la ciudad construida
    hasta la década de 1950. Incluye a los distritos de Arganzuela,
    Salamanca, Retiro, Centro, Chamberí, Chamartín, Tetuán y parte de
    Moncloa-Aravaca.

    El objetivo del trabajo es
    contribuir a hacer del Centro de Madrid un espacio más habitado,
    habitable, integrado socialmente, sostenible, cultural, contemporáneo,
    competitivo económicamente, más seguro y que mejore la calidad de vida
    de sus residentes.

    Este galardón europeo
    otorgado se suma al premio recibido, a comienzos de este mismo año, por
    la Bienal Iberoamericana de Arquitectura y Urbanismo (BIAU 2012) en la
    categoría de “Trabajo de Investigación”, avalando con ello la
    importancia del documento como una herramienta rigurosa y eficaz, que
    marca las pautas de actuación para crear una nueva cultura urbana y
    fortalecer el centro como un potente activo de la ciudad.

    Por
    su naturaleza estratégica y gran valor técnico, el Proyecto Madrid
    Centro es uno de los documentos de referencia en los trabajos
    actualmente en marcha de Revisión del vigente Plan General de Ordenación
    Urbana de Madrid./

    + via
    http://www.madrid.es/portales/munimadrid/es/Inicio/Ayuntamiento/Medios-de-Comunicacion/Notas-de-prensa/Nuevo-galardon-para-el-proyecto-Madrid-Centro?vgnextfmt=default&vgnextoid=0f67689e08bfb310VgnVCM2000000c205a0aRCRD&vgnextchannel=6091317d3d2a7010VgnVCM100000dc0ca8c0RCRD