A través de una ventana | habitar

El cine y la arquitectura se tocan principalmente estudiando sus aspectos formales. A partir de las relaciones entre cine y arquitectura se pueden establecer un sin fin de teorías, sin embargo, es Gilles Deleuze, que basado en la tercera tesis de Bergson, establece que una teoría de cine no es una teoría sobre el cine, sino sobre los conceptos con los que el cine guarda relación y que corresponden a otras prácticas. Deleuze crea un concepto, denominado imagen cristal, plasmado en su libro “La imagen movimiento”.

Alfred Hitchcock – Luis Barragán | habitar-arq.blogspot.com.es

En términos bergsonianos, Deleuze define la imagen cristal como “el objeto real que se refleja en una imagen en espejo como objeto virtual que, por su lado y simultáneamente, envuelve o refleja a lo real: hay «coalescencia» entre ambos”1. Podemos decir, que para Deleuze, el cine se forma de dos caras la actual y la virtual, como si fuera una imagen en espejo que genera un doble movimiento de liberación y captura.  Este doble movimiento es tomado por el arquitecto Jorge Gorostiza para establecer su relación entre cine y arquitectura. A diferencia de Deleuze, Gorostiza llama a esta relación una teoría: la teoría simétrica de cine y arquitectura.

[...]

Lilia Fernanda Roldán Romero

+ artículo publicado en habitar [ambiente+arquitectura+ciudad]

Archivado en: arquitectos, capturas, cine, ensayo

Tags: , , , , , , , , , , , , ,

  • http://www.facebook.com/people/Ve-Redes/100000442669613 Ve Redes

    Por último, teniendo a Hitchcock y Barragán vistos como
    arquitectos y como cineastas, hago referencia al arte de ver, citado por Luis
    Barragán en su discurso dado al recibir el premio Pritzker.

    ”Por la vista el bien y el mal nos llegan. Ojos que
    nada ven, almas que nada esperan”10, esta frase del poeta Carlos Pellicer logra abarcar a Hitchcock y Barragán en la
    teoría simétrica de cine y arquitectura. Sobre el bien y el mal se hace
    referencia a Hitchcock y las almas que nada esperan nos remiten al misterio de
    Barragán, pero sin lugar a dudas el bien y el mal también entraron por los ojos
    de Barragán, como las almas que nada esperan describen a la perfección el
    suspenso de Hitchcock.